Las temperaturas medias subirán medio o un grado y rondarán los 31 o 32 grados

Cierra un trimestre "extremadamente cálido" en la Comunidad marcado por la subida de las temperaturas mínimas y no las máximas

Las temperaturas medias subirán durante los próximos meses en Castilla y León entre medio y un grado y rondarán los 31 grados en un verano que entrará a las 19.16 horas de mañana y que estará marcado por las "más bien pocas" precipitaciones.

Así lo puso de manifiesto el director territorial de la Aemet, José Pablo Ortiz, quien avanzó que las temperaturas del verano serán superiores a las habituales aunque "no excesivamente", lo que se traduce en medio o un grado más, por lo que el termómetro rondaría de media los 31 o 32 grados.

Tras vincular este hecho a la "variabilidad natural" de la atmósfera y también al avance del cambio climático, Ortiz recordó que en 2010 las temperaturas medias fueron de 26 grados en junio y por encima de los 30 en julio y agosto por lo que el ascenso, de medio o un grado "como mucho", las llevaría hasta los 31 o 32 de media.

En referencia a las precipitaciones, no se esperan "anomalías" por lo que lloverá "más bien poco" en verano frente a la "irregularidad" debido a su carácter tormentoso experimentada entre marzo y junio, trimestre en el que los valores acumulados se situaron entre los 100 y 200 litros por metro cuadrado salvo en las zonas montañosas, donde se han registrado casi el doble llegando incluso a los 500 litros por metro cuadrado.

Tras resaltar que, no obstante, los valores se han situado en un 7,5 por ciento por debajo de la media, Ortiz ha aclarado que en el sur de Ávila se alcanzaron los 500 litros por metro cuadrado de media o las "excepcionalidades" de El Burgo de Osma (Soria) y Rueda (Valladolid) los días 6 y 18 de mayo, donde se registraron 119 y 89 litros por metro cuadrado, respectivamente.