Las subidas del agua, el bus y los taxis de la capital ya son un hecho

El suministro doméstico de agua, el bonobús y el abono mensual y las tarifas de los taxis se apuntan al incremento con el final del año.

El fin de 2013 llega acompañado en Salamanca con la subida de precios en tres servicios públicos importantes, dos de ellos básicos, que van a experimentar un repunte en el coste para los ciudadanos. Es el caso del suministro de agua y el bus urbano, que aumentan ligeramente, y de las tarifas de taxi para la capital, que sufren un incremento bastante importante.

 

EL AGUA, AL IPC

 

En el caso de los dos servicios públicos más básicos, la Comisión de Precios de Castilla y León ha validado los aumentos propuestos. En el caso del Ayuntamiento de Salamanca, las tarifas del suministro de agua de uso doméstico repuntan con respecto a las vigentes en 2012. Así, los cuatro tramos de consumo contemplados para el uso en hogares, entre los 0 y los 100 metros cúbicos, se apuntan a las subidas. Lo mismo ocurre con las tarifas de suministro para uso no doméstico y para el llenado de piscinas municipales, que se actualizan al ritmo del IPC.

 

Además, se establecen cinco nuevas modalidades, con dos tarifas 'planas' para consumos domésticos e industriales que no superen los 40 y 120 metros cúbicos por cuatrimestre, respectivamente; hay que decir que, en el caso de optar por estas tarifas, sale más barato el suministro, aunque cada metro cúbico que se supere del consumo se paga un 30% más caro. También se establece una nueva tarifa para riego de jardines y llenado de piscinas privadas, a más de un euro el metro cúbico.

 

BONOBÚS Y BONO MENSUAL, MÁS CAROS

 

Al capítulo de subidas también se apuntan las tarifas del bus urbano, pero de manera selectiva. El billete ordinario y el bono especial de 10 viajes se mantienen (1,05 y 0,30, respectivamente), pero se encarecen ligeramente los dos títulos más usados. El bonobús ordinario de 10 viajes, el que usan los que no disfrutan de condiciones especiales, pasa de 5,80 a 5,90 euros; y la tarjeta bus-ciudad, el abono mensual sin límite de viajes, pasa de 21,70 a 22,05 euros.

 

EL TAXI, MÁS CARO

 

También hay cambios en las tarifas del taxi. La tarifa 1, que rige para los días de diario de 7 de la mañana a once de la noche, sufre ligeras subidas: la bajada de bandera pasa de 1,6 a 1,65 euros, el kilómetro de 0,9 a 0,92 euros y la hora de espera, de 18,7 a 19,15 euros; eso sí, la carrera mínima se mantiene en 3 euros, pero no llega tan lejos: de 1.555 metros pasa a 1.467.

 

También sube la tarifa 2, la que rige para las noches, los sábados por la tarde y los domingos y festivos. En estos horarios y días, la bajada de bandera sube cinco céntimos (de 2,35 a 2,40), la carrera mínima se mantiene en 4,5 euros, el kilómetro se encarece de 1,25 a 1,3 euros y la hora de espera sube diez céntimos, hasta los 28,1 euros.