Las senadoras salmantinas López y Del Brío dicen 'no' a cobrar 8.000 euros del Senado

Serrada y López en la sede del PSOE de Salamanca (Foto:F.Rivas)

Las dos parlamentarias se han incorporado a sus puestos de trabajo en el período entre elecciones y renuncian a la paga de transición que ha pedido la inmensa mayoría de sus compañeros.

Las senadoras salmantinas Rosa López (PSOE) y Esther Del Brío (PP) son dos de las pocas excepciones entre sus señorías, que han pedido en masa la paga de transición que les otorga el Senado, un ingreso de más de 8.000 euros para pasar los dos meses entre la disolución de las cortes y las nuevas elecciones. Sólo 13 senadores no se han acogido a esta paga que sí recibirán 181, y que han solicitado previamente ya que no es un derecho que se genere.

 

Rosa López ya anunció hace unos días su deseo de no solicitar esta generosa paga. El motivo fundamental es que vuelve a su trabajo en educación, ya que la disolución del Senado y las nuevas elecciones le habían abierto la puerta para regresar con sus alumnos y terminar el curso. Del Brío tampoco está en la lista, en principio, por motivos similares: vuelve a su puesto de trabajo.

 

Son dos de las poquísimas excepciones, trece en total. Si descontamos a dos secretarios de Estado, la de Igualdad y el de Educación, que no podían hacerlo porque cobran el sueldo de sus ministerios; y a la exalcaldesa de Cartagena, que está en el ojo del huracán por su relación con la trama del caso Púnica, se quedan en diez.