Las reservas de grano en Rusia disminuyen un 24% este año

Previsiones alcistas. Los datos facilitados por el Servicio Estatal pueden alterar de nuevo el mercado, con una nueva subida de los precios tal y como ocurrió con el anuncio de no exportar cereal en verano
EFE / CH.D.

Las reservas de grano en Rusia cayeron este año un 24,1%, hasta los 32,8 millones de toneladas respecto a principios de 2010, según informó ayer el Servicio Estatal de Estadísticas ruso (Rosstat). En diciembre, las reservas equivalían a 37,26 millones de toneladas, lo que significa que el consumo nacional hasta ese mes fue de 4,46 millones de toneladas. Según expertos, esa nivel de consumo es inferior al habitual, pues suele situarse en alrededor de los 6 millones de toneladas.

La cosecha de grano en Rusia descendió en 2010 un 33,8 por ciento en comparación con 2009 debido a la sequía, que arrasó entre los meses de julio y septiembre más de diez millones de hectáreas de cultivos.

Según datos oficiales, los agricultores rusos recogieron 64,2 millones de toneladas, frente a los 97 millones de 2010. Debido al drástico descenso de la cosecha de grano, el primer ministro ruso, Vladímir Putin, prohibió temporalmente la exportación de cereales.

Asimismo, Putin reconoció que el Gobierno tuvo que asignar una gran cantidad de dinero en ayudas a productores y campesinos, puesto que era la única forma de evitar que se dispararan los precios del pan, la harina y otros productos básicos.

No hay que olvidar que hace varios meses el primer ministro ruso, Vladimir Putin, anunció que el país no exportará cereales hasta julio del presente ejercicio debido a la disminución de la cosecha como consecuencia de la sequía que asoló el país durante varios meses.Así, y según anunció el mandatario ruso, la producción había descendido de 95 a 60 millones de toneladas.

Escalada del precio
Este nuevo anuncio provocará un desajuste en los mercados internacionales que cotizarán al alza debido a la escasez de reservas del país ruso y que ya provocó un gran desajuste en los mismos durante los meses de verano en todas las Lonjas españolas e internaciones, incluida la de Salamanca. Precisamente, la mesa de cereales salmantina aumentó la cotización de los cereales 20 euros durante dos semanas consecutivas, el 9 y el 16 de agosto del pasado ejercicio 2010, debido a la inestabilidad de los mercados y el nerviosismo instalado en el sector.

No obstante, también jugó un papel muy importante la especulación que se creó en el mercado de los cereales y que también empujó al alza trigo, cebada, avena y centeno, marcando unos registros muy elevados en el mercado general, pero no así en la Lonja salmantina porque no alcanza los niveles históricos del año 2008, con el llamado cosechón.

En la actualidad, el trigo panificable cotiza a 244 euros por tonelada, por los 238 del trigo para pienso, los 26 de la cebada, 215 de vena, 210 de centeno y los 235 euros por tonelada del maíz. Además, en las últimas semanas el valor de los cereales se ha moderado y la subida se ha convertido en algunos cultivo como la cebada en un descenso.

Ciolos pide transparencia
Por su parte, la Comisión Europea presentó ayer una serie de medidas encaminadas a frenar la volatilidad de los precios que afecta entre otros sectores al agrícola. Consciente del impacto que tuvo esta variación en los productores y consumidores europeos, el Ejecutivo comunitario propone incrementar la transparencia en el mercado de las materias primas. “Tenemos que asegurarnos de que el mercado funciona debidamente”, dijo hoy el Comisario de Agricultura Dacian Ciolos. Bruselas considera que la especulación con las materias primas y el mercado de productos derivados es un factor importante.