Las renovaciones, en ‘stand by’ ante la situación deportiva del equipo

COMPÁS DE ESPERA. El club da margen a las respuestas de Biel Ribas y Goikoetxea esperando salir del bache.
Teresa Sánchez

Con la puerta de entrada y salida en el mercado de invierno ya cerrada desde hace unas semanas –Carlos no saldrá cedido pese a su petición–, los movimientos en los despachos de la zona noble de la UDS se centran en poder cerrar alguna de las renovaciones de contrato que se han puesto sobre la mesa. Las ofertas a jugadores como Goikoetxea y Biel Ribas siguen sin recibir respuesta y, aunque el club se había dado un margen antes de dejar cerrada esta posibilidad para ponerse a mirar otras opciones, la situación deportiva después de las últimas derrotas ha provocado que se amplíe ese plazo y, por el momento, las renovaciones se encuentran en punto muerto.

Goikoetxea y Biel ya saben que son prioridad para el club y tienen la propuesta con la pertinente mejora económica. Ambos se han mostrado dispuestos a estudiarla pero su continuidad, hoy por hoy, no se ve clara. De hecho todo apunta que la del defensa es más factible que la del guardameta que algunas fuentes señalan que puede haber recibido ya alguna otra propuesta o al menos un interés que podría llegar acompañado por un mejor contrato –desde el pasado 1 de enero tanto ellos como otra serie de futbolistas del equipo (Zamora, Endika, Quique...) son libres para negociar–. En todo caso en el club se sigue viendo la situación al cincuenta por ciento y hay todavía esperanza de que ambos den el visto bueno. Para ello, al margen del tema económico, también sería importante que el equipo reaccionara y volviera a situarse en posiciones más cómodas e incluso con aspiración de play off lo que le convertiría en una posibilidad incluso más atractiva.

También en stand by parece encontrarse la renovación del director deportivo Baltasar Sánchez, sobre la que sigue sin haber novedad alguna más allá de algunas palabras del presidente declarándose favorable a realizarla.