Las plagas de topillos... cada 5 años

Un estudio del CSIC revela que la proliferación de plagas se lleva a cabo cada lustro por la proliferación de regadíos.

La expansión del topillo campesino en los últimos 40 años desde sus hábitats tradicionales, las húmedas zonas de montaña, hasta las llanuras agrícolas en la zona de Castilla y León, que son más áridas, y que convirtieron a este roedor en una plaga, podría estar relacionada con un incremento de las zonas favorables para su supervivencia, como la proliferación de la alfalfa y los cultivos de regadío, según un estudio internacional en el que ha participado el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

  

La investigación en la que también ha participado la Universidad de Valladolid y la de Aberdeen, en Reino Unido, además ha observado que desde la década de los 80, las invasiones de 'Microtus arvalis' se repiten cada cinco años aproximadamente en estas regiones agrícolas.  

  

El trabajo, publicado en la revista Basic and Applied Ecology, analizó la dinámica de las plagas en España desde finales de los años 60, con el objetivo de poder anticipar los riesgos y optimizar los métodos de control frente a nuevas epidemias.

  

En este sentido, uno de los investigadores de la Estación Experimental de Zonas Áridas del CSIC, François Mougeot, recuerda que "estas invasiones han causado daños a la agricultura y han contribuido a la transmisión de enfermedades en humanos, como la tularemia, además de los daños colaterales en otras especies derivados de la utilización a gran escala de rodenticidas durante la plaga de 2007-2008".