Las piraguas son para el verano

Y también para el invierno, pero es ahora, con el buen tiempo, cuando son muchos los salmantinos que dan sus primeros pasos en este deporte

El río Tormes recibe todos los días a decenas de niños que dan sus primeros pasos durante el verano en el mundo del piragüismo, a los que se suman otros grupos de adultos que no quieren dejar pasar la oportunidad de disfrutar de deporte y naturaleza.

Los deportistas federados tanto de kayak como canoas comparten las instalaciones que tienen junto al río con los aficionados que se inician en el piragüismo, un deportes que ahora con motivo de las olimpiadas puede tener una mayor repercusión mediática.

Esta proyección les vendrá bien porque uno de los monitores de los cursos, José Royo, reconoce que no todos los salmantinos saben que en su propia ciudad existe la posibilidad de practicar estas disciplinas náuticas.

No obstante, están contentos con la recepción que por el momento están teniendo las actividades programadas. A pesar de estar “un poco escondidos” en un pequeño embarcadero junto a los chiringuitos de La Aldehuela, hay “muchos chavales” que se inician y luego también hay deportistas que están consiguiendo éxitos internacionales como en los campeonatos del mundo.

José Royo señala que los requisitos mínimos para participar en las actividades de iniciación son tener más de ocho años y saber nadar. En los cursos de iniciación, siempre irán dotados de material de seguridad y acompañados por monitores titulados. Los interesados pueden informarse a través de la página web www.piraguismosalamanca.es. “No hay escusa para pasar un buen rato”, insiste.