Las personas que viven solas 'le pisan los talones' al hogar clásico de pareja con hijos

tipdiario.com

Más de 292.000 personas viven solas en Castilla y León y más de la mitad de ellos lo hacen antes de los 65 años. Los hogares unipersonales son ya un tercio de los que hay en Castilla y León y es el segundo modelo detrás de las parejas con hijos.

Vivir solo es ya en Castilla y León casi el modelo estándar de hogar. Le falta muy poco para derribar al esquema familiar tradicional, el de pareja con hijos. De hecho, su crecimiento hace que los hogares unipersonales sean ya un tercio de los de toda la Comunidad y que sean no sólo cada vez más, sino también antes en su trayectoria vital, los que optan por esta fórmula. Así se desprende de los datos de la 'Encuesta Continua de Hogares' del Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

La encuesta es un mapa detallado de los hogares de España y atribuye a Castilla y León una serie de características que casan mucho con su demografía. Así, el número de hogares en la Comunidad supera el millón, 1.028.000 concretamente, pero son unos tres mil menos que hace tres años. De ellos, 320.500 corresponden con hogares formados por una pareja con hijos viviendo en casa.

 

Este es el modelo de familia más habitual, pero no es el que goza de mejor salud. En el año 2013 eran 331.200 los hogares de este tipo, que ha ido perdiendo fuelle por la baja natalidad y la fuerte emigración que se produce desde casi todas las provincias de Castilla y León. A muy poca distancia hay un modelo que coge fuerza: el de los hogares unipersonales. Se dan las condiciones para que este modelo de convivencia acabe siendo el mayoritario en la Comunidad.

 

Según los datos del INE, en Castilla y León 292.900 personas viven solas, cuando hace tres años eran poco más de 283.400. Su número no hace más que aumentar en los últimos años y, además, se va desligando del cliché que dice que la mayoría son personas mayores. Según las últimas cifras, eso ya no es así: 165.300 de las personas que forman un hogar unipersonal no llegan a los 65 años. De este modo, Castilla y León se sitúa entre las siete comunidades donde descendió el tamaño de los hogares en 2015, donde ocupa el tercer puesto con mayor descenso junto con la Comunidad Valenciana, con idéntico porcentaje, y Asturias, con un retroceso del -0,5%. La esperanza de vida en Castilla y León es de más de 80 años al nacer.

 

 

DATOS NACIONALES

 

Los hogares compuestos por uno solo de los progenitores con hijos, los monoparentales, son los que más crecieron en 2015, hasta 1.897.500, un 8,1% más respecto al año anterior (142.800 más). Este informe indica que España contó con 18.346.200 hogares el año pasado y experimentó un aumento del 0,2% (43.100 más). Este incremento se produjo a pesar de la disminución del 0,1% de la población residente en viviendas familiares y como consecuencia de la reducción del número de personas que viven en cada hogar. No obstante, el tamaño medio se mantuvo en 2,51 personas por hogar.

 

Los más frecuentes están compuestos por parejas con hijos (34,1%), seguido de los unipersonales (25%), parejas sin hijos (21,1%), monoparentales (10,3%), los compuestos por un núcleo familiar con otras personas (4,3%), los que no forman ningún núcleo familiar (3,1%) y los que cuentan con más de un núcleo familiar (2,1%).

 

Respecto a los hogares monoparentales, que representan el 10,3% del total, la encuesta indica que en su mayoría estaban integrados por madre con hijos (81,3%, es decir, 1.541.700). Sin embargo, crecieron más los formados por el padre con hijos (16,9% más) frente a los de la madre con hijos (6,3%) y dos de cada tres el progenitor convivía con un solo hijo.

 

Los hogares más pequeños (de una o dos personas) volvieron a crecer en número, aunque el mayor incremento se dio en los de una persona, que ascendieron a 4.584.200 en 2015, con un incremento del 1,1% respecto a 2014 (49.100 más) y suponen ya el 25% del total.

 

Los unipersonales correspondían a personas de 65 o más años que vivían solas, y, de ellas, un 72,9% estaban formados por mujeres (1.356.300 hogares). En cuanto a las personas menores de 65 años que vivían solas en 2015, la mayoría eran hombres (1.606.300, el 59%). Respecto al estado civil, en el caso de los hombres, los hogares unipersonales más frecuentes estaban formados por solteros (59,8%) y en el de las mujeres por viudas (48,1%).