Las personas con discapacidad tendrán ayudas municipales para el uso de taxis adaptados

Foto: EP

La Comisión municipal de Bienestar Social ha abordado la convocatoria del 'bonotaxi' para las personas con discapacidad y movilidad reducida, cuya finalidad será "facilitar el acceso a los taxis adaptados a la vez que la integración y el pleno desarrollo de una vida social autónoma".

La puesta en marcha del 'bonotaxi' cuenta con una dotación presupuestaria de 20.000 euros, que se podrá ampliar cuando se agote y se presenten solicitudes, con ello se facilitará a las personas con discapacidad y movilidad reducida los desplazamientos de forma habitual a centros laborales, de formación, médicos, de rehabilitación o de estancias diurnas.

 

Según ha explicado el Consistorio, la citada ayuda se concreta a través de vales o bonos que las personas beneficiarias pueden utilizar en los taxis adaptados para sus desplazamientos dentro del municipio de Salamanca.

 

Estas ayudas económicas son individuales para personas discapacitadas físicas, "gravemente afectadas en su movilidad y que no pueden hacer uso con carácter general de los transportes públicos de la ciudad".

 

El plazo de presentación de las solicitudes, que deben realizarse en el Registro General del Ayuntamiento de Salamanca, permanecerá abierto desde el día siguiente a la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia y hasta el 31 de octubre del presente año.

 

Las prestaciones de este programa las pueden solicitar las personas con discapacidad y movilidad reducida empadronadas en Salamanca que no superen una renta per cápita mensual superior a dos veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), vigente durante 2014, tengan reconocida la condición legal de persona con discapacidad (en grado igual o superior al 33 por ciento) y movilidad reducida que impida utilizar los transportes públicos colectivos  o, entre otros requisitos, que carezcan de vehículo propio adaptado.

 

En la adjudicación de la cuantía de cada subvención se tendrá en cuenta la renta per cápita anual de los miembros de la unidad familiar de la que forma parte la persona beneficiaria.

 

Además, la cuantía total de la ayuda podrá incrementarse cuando exista una frecuencia de desplazamiento habitual y durante un periodo igual o superior a dos meses.

 

Los bonos tendrán una validez anual y sólo podrán utilizarse hasta el 31 de diciembre de 2016. Para ello, el Ayuntamiento de Salamanca tiene suscritos convenios de colaboración con titulares de taxis adaptados para la gestión de este programa.