Las organizaciones Asaja, UPA y COAG apoyan a los agricultores que quieran seguir arrancando patata

Los sindicatos manifiestan su oposiciĂłn a cualquier medida de presiĂłn que impida ejercer la actividad de los agricultores

Las organizaciones profesionales agrarias Asaja y la Alianza por la Unidad del Campo, formada por UPA y COAG, manifiestan su oposición a “cualquier medida de presión” que trate de impedir por la fuerza que los cultivadores de Castilla y León prosigan con normalidad el arranque escalonado de patata. Las organizaciones agrarias consideran que “no parece lógico que, en nombre del sector, se pretenda limitar la libertad de acción de los agricultores, y más en este caso, porque dejar de arrancar les obligaría a desatender sus contratos y compromisos, con grandes perjuicios económicos.

Asajay la Alianza de COAG y UPA advierten que desabastecer en este momento el mercado dejaría “vía libre” a los intermediarios para dar entrada a patata francesa, lo que desajustaría la demanda interior y haría muy difícil recuperar mercado para la producción autóctona.

Las organizaciones agrarias consideran que donde hay que buscar la verdadera causa del desajuste de precios es en las grandes superficies y distribuidores, “es en ese escalón en el que la Administración debe hacer un esfuerzo máximo que impida que hagan negocio a costa de la ruina de los productores”, subrayan. Para ASAJA y la Alianza de UPA y COAG “UCCL ha errado el tiro, tratando de desviar el conflicto a los cultivadores, como si de ellos dependiera solucionar el problema de precios. Una postura sindical irresponsable que puede derivar en enfrentamientos entre los mismos agricultores”, al correrse el riesgo de que haya parcelas que se queden sin recoger.

Asaja y la Alianza de COAG y UPA apelan a la sensatez del sector y piden respeto por los cultivadores que, lĂłgicamente, quieren cumplir con sus contratos y compromisos y seguir abasteciendo al mercado, siguiendo los plazos que tenĂ­an previstos para recoger sus parcelas.