Las órdenes de protección en materia de violencia de género aumentan un 24% en Salamanca en solo un año

La provincia ha pasado de contar con 55 en 2013 a las 72 de 2014, según los datos del propio Gobierno.

La órdenes de protección concedidas en materia de violencia de género han descendido casi de un 16 por ciento desde 2011 en España, mientras que en Castilla y León han descendido un 5,39 por ciento, según los datos ofrecidos por el Gobierno en una respuesta parlamentaria al secretario general del Grupo Parlamentario Socialista, Miguel Ángel Heredia.

  

Según estos datos, en 2011 se concedieron 18.349 órdenes de protección en España, mientras que en 2014 las órdenes de protección concedidas fueron 15.438, 2.911 menos.

  

En el caso de la Comunidad castellana y leonesa, en 2011 se concedieron 742 órdenes, mientras que el pasado año la cifra descendió a 702 órdenes. A pesar del descenso entre 2011 y 2014, en el caso de Castilla y León el número de órdenes de protección autorizadas aumentó un 7,3 por ciento al pasar de las 654 en 2013 a 702 el pasado año.

  

De  las 702 órdenes concedidas en Castilla y León a lo largo de 2014, 47 se concedieron en la provincia de Ávila frente a las 34 registradas en 2013; 126 en Burgos (112 en 2013); 121 en León (134); 56 en Palencia (49); 72 en Salamanca (55); 40 en Segovia (45); 38 en Soria (31); 162 en Valladolid (165) y 40 en Zamora (30 en 2013).

  

En la Comunidad, en 2011 se concedieron 742 órdenes de protección; en 2012, un total de 688; en 2013, 654 y el pasado año, 702.

  

Heredia reclama "que la lucha contra violencia de género se convierta, de verdad, en una de las principales prioridades del Gobierno, garantizando "la aplicación efectiva de la Ley Integral contra la Violencia de Género y con ella, la seguridad y protección de las mujeres que padecen esta violencia machista", y "dotando suficientemente las partidas presupuestarias destinadas a combatir esta violencia", que "han recortado hasta un 22 por ciento en estos tres años", ha denunciado.

  

Los datos muestran que "hay señales claras de alarma que evidencian que se está retrocediendo en la lucha contra la violencia de género", denuncia Heredia. Ciertos aspectos de la valoración del riesgo  de las víctimas de violencia de género "están fallando".

  

El pasado año, el 93 por ciento de las mujeres asesinadas no contaba con ninguna medida de protección en vigor, a pesar de que el 31% de ellas había denunciado previamente. Además, en los últimos años las valoraciones de riesgo extremo han bajado un 38 por ciento y las de riesgo alto un 28 por ciento. Y sólo están implantados 710 dispositivos de seguimiento de los 3.000 disponibles.