Las OPA alertan de la pérdida de entre 16 y 40 millones en el cereal

Asaja en Castilla y León asume que la cosecha de cereal de este año será “normal”, pero entiende que los bajos precios no permitirán cubrir los costes de producción, y el sector sufrirá unas pérdidas próximas a los 40 millones de euros. La Alianza por la Unidad del Campo que integran UPA y COAG reduce las perspectivas de cosecha y sitúa las pérdidas para el campo en 16 millones de euros. UCCL considera que la cosecha será “baja” y no se aventura a hablar de pérdidas ante la incertidumbre de la evolución de los precios, aunque con su situación actual el sector “sale muy mal” parado en términos de rentabilidad.
ICAL

La cosecha de trigo y cebada alcanzará este año en Castilla yLeón los 5,5 millones de toneladas, lo que supone un aumento del 54,1 por ciento respecto a la nefasta de la campaña anterior, que se situó en 3,5 millones. Así aparece reflejado en el último Boletín de Información Agraria del Gobierno regional, que presenta unos datos “objetivos”, según la consejera de Agricultura de la Junta, Silvia Clemente, con los que “no hay necesidad de polemizar”, en relación a los peores augurios de algunas organizaciones profesionales agrarias.

Clemente insistió en que se trata de una cosecha en la media, lo que constituye una “buena noticia”, tras la del año pasado, que fue “muy mala” y expresó su “satisfacción” ante una producción que calificó de “razonable”, a pesar de estar a la espera de los datos definitivos. La consejera sustanció que lo importante es que “podrían mejorar los precios del cereal”, que es lo que “interesa” al sector. Al respecto, constató una ligera mejoría en los mismos durante la última semana.

El presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, destacó que la cosecha de este año es “muy desigual”, con el sur con una menor producción, aunque asumió que se situará sobre los cinco millones de toneladas, lo que es “normal”. Sin embargo, recalcó que los bajos precios no permitirán cubrir los costes de producción y cifró las pérdidas para el sector de entre 38 y 40 millones de euros. “Nuestro trabajo no vale nada, el profesional no puede tener ilusión, o bajan los costes de producción o suben los precios”, sentenció.

Por su parte, la Alianza por la Unidad del Campo que integran UPA y COAG, destacó que “no le salen las cuentas” de la Consejería y situó la cosecha en unos 4,8 millones de toneladas, en un contexto “muy desigual”. El secretario general de UPA en la Comunidad, Julio López, explicó también que más de un tercio de la de la superficie sembrada de cereal, 640.000 hectáreas, no cubrirá los costes de producción, provocando con ello unas pérdidas a los agricultores que superarán los 16 millones de euros. Añadió que en otro tercio de la superficie se equiparan los costes de producción con los ingresos, y tan sólo en el tercio restante de superficie los cerealistas obtendrán beneficios.

El coordinador regional de UCCL, Jesús Manuel González Palacín, constató que con los precios actuales de cereal la cosecha “sale muy mal” en términos de rentabilidad, aunque asumió que es muy difícil establecer cifras reales, no sólo por la incertidumbre que existe en cuanto a la evolución de los precios, sino también porque se desconoce la cantidad de fertilizante empleado por los agricultores, que “es cada vez menor”, por sus altos costes.

El dirigente sindical señaló que la cosecha es muy “irregular” con parcelas “aceptables” y otras con producciones “bajas o malas”, lo que hace muy difícil acertar en las previsiones.