Las oficinas de turismo de la provincia de Soria han atendido más de dos millones de consultas en la última década

Las oficinas de turismo de la provincia de Soria, ubicadas en Ágreda, Almazán, Berlanga de Duero, El Burgo de Osma, Garray, Medinaceli, San Esteban de Gormaz y Vinuesa (la de San Pedro Manrique se abrió en 2010 y la de San Leonardo de Yagüe se mantuvo hasta 2009) han atendido 2,2 millones de consultas en la última década.
SORIA, 12 (EUROPA PRESS)



Según informaron a Europa Presqs fuentes de la Diputación de Soria, con una cifra de 2,2 millones de consultas la labor y la finalidad con la que nacieron las oficinas de turismo se mantiene con datos positivos.

Entre los datos más destacados se encuentran las oficinas de El Burgo, que supera las 600.000 consultas en diez años, o la de Medinaceli con más de 450.000, Vinuesa con 321.000 o Almazán con 206.000.

Respecto a las cifras del año pasado, fueron 200.982 las consultas que recibieron las diez oficinas de Turismo repartidas en la provincia de Soria, una cifra similar a la de años anteriores "que pone de manifiesto el alto grado de aceptación como instrumento de promoción y consulta que tienen estas oficinas de cara al turista que visita la provincia".

Entre las cifras más altas se encuentran las de las oficinas de El Burgo de Osma con 56.208 y Medinaceli con 56.208 consultas; ambas abren durante los doce meses del año y dependen directamente de la Diputación Provincial de Soria y les siguen las cerca de 30.000 consultas en Vinuesa, las casi 20.000 de Almazán y Berlanga o más de 17.000 en Ágreda.

En concreto, los meses de abril, junto al periodo estival de junio a septiembre, son las fechas en las que más número de consultas se realizaron durante el año pasado.

Anualmente, la Diputación de Soria firma convenios de colaboración con los ocho ayuntamientos que cuentan con oficinas de turismo (excluidas las de Medinaceli y El Burgo por depender directamente de la Insttiución) para su apertura.

Así, en 2012 la Institución aportó un montante total de 36.000 euros para colaborar en la financiación del servicio; la subvención era de 4.500 euros por Oficina de Turismo, con la excepción de Vinuesa que recibió 6.000 euros. El importe iba destinado por parte de los Ayuntamientos a la contratación de una persona del 31 de marzo al 9 de diciembre.