Las obras en el Cerro de San Vicente de Salamanca cuestan casi 100.000 euros

Estas intervenciones están coordinadas y son complementarias a las que va a realizar la Junta de Castilla y León para instalar una exposición en el edificio.

La contratación de las obras para la ampliación de los espacios que pueden visitarse en el Cerro de San Vicente han recibido este 26 de febrero el visto bueno. Para la ampliación se acometerán dos nuevos proyectos coordinados y complementarios del Ayuntamiento y del Gobierno regional.

 

La Mesa de Contratación ha adjudicado estos trabajos a la empresa “La Serrana de Construcciones” por valor de 96.701,66 euros. Se trata de actuaciones que darán continuidad a las ya efectuadas anteriormente para permitir la apertura del Cerro de San Vicente. En concreto se ampliarán los caminos de zahorra que rodean los restos protohistóricos y se crearán dos nuevos miradores sobre el Teso de las Catedrales y la Vía de la Plata, que se unirán al existente sobre el Paseo de San Vicente.  

 

Del mismo modo, se realizará un mantenimiento de dichos restos y trabajos de cerramiento de la parcela. Además, se efectuará parte del cerramiento de la zona superior mediante una barandilla sobre el pretil de la muralla y en la Vaguada de la Palma se recuperarán los muros históricos existentes junto a la calle de la Palma.

 

Estas actuaciones están coordinadas y son complementarias a la intervención prevista por la Junta de Castilla y León en el edificio que está construido ya sobre los restos del antiguo convento de San Vicente y que actualmente está cerrado a la visita.

 

El Gobierno regional mostrará una exposición que girará en torno a cuatro ejes: información sobre las intervenciones en materia de urbanismo, investigación y rehabilitación llevadas a cabo en este ámbito urbano; el convento de San Vicente: fundación, transformación y destrucción; la Calzada de la Plata en Salamanca: su contexto histórico y arqueológico.

 

Los restos conservados en el municipio; e introducción general a la ciudad histórica desaparecida a través de una presentación gráfica sobre copia del grabado de Anton van den Wyngaerde. La muestra se completará con la difusión de nuevo material promocional y divulgativo de este espacio arqueológico, así como señalización exterior.