Las obras del nuevo hospital terminarán en 2019

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado

Según el consejero, el ritmo se incrementará a partir de enero

El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha mostrado la intención de la Junta de que las obras del nuevo complejo hospitalario de Salamanca concluyan en 2019.

 

Sáez Aguado ha explicado, después de una reunión con el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y el presidente de la Diputación Provincial, Javier Iglesias, que el ritmo de actuación se incrementará a partir de enero gracias a una partida en los presupuestos de 21 millones, a la que seguirán 35 millones para cada una de las dos anualidades siguientes, y así con nuevas aportaciones hasta completar la inversión dentro de seis años.

 

En total, según el consejero, el contrato de obra inicial ascendía a 165 millones de euros, pero en este mes se modificará el documento para incrementar el gasto en otros 34 millones de euros.

 

El motivo de esa subida se debe a que el proyecto se ha modificado y se han incorporado cambios que afectan también a 25.000 metros cuadrados más de los previstos inicialmente.

 

En cuanto a la situación actual, el representante autonómico del área sanitaria ha explicado que ya se ha completado la primera fase, lo que supone que se ha ejecutado el 21 por ciento del total del proyecto.

 

Ahora, una vez se retome un ritmo “razonable y posible”, se comenzará con la edificación “en forma de L” de los bloques técnico y de hospitalización. Se harán conjuntamente pues así lo precisa la construcción, pero luego se dará prioridad al técnico, ha explicado el consejero.

 

Se trata de “un esfuerzo importante” para la Junta porque “sigue habiendo crisis”. No obstante, la Junta ha querido dar prioridad a la infraestructura de Salamanca frente a otras nuevas intervenciones y así “cumplir su compromiso”, ha continuado Sáez Aguado.

 

EL HOSPITAL HASTA ENTONCES

 

Mientras se lleva a cabo el proyecto, la Junta pretende que “el hospital siga funcionando con estándares de calidad muy elevados” porque es “el hospital con más servicios de referencia de Castilla y León”.

 

Además, más allá de actuaciones de “lavado de cara” que se pueden aprobar o esperar a la nueva construcción, la Administración tiene en mente continuar con nuevas prestaciones para la atención a los pacientes y ha puesto como ejemplo las adquisiciones del nuevo acelerador lineal, el PET-TAC, nuevo equipo de radioterapia y ecógrafos, entre otras, ha explicado.

 

El objetivo es que “el hospital no pierda capacidad de actuación”, ha dicho después de mantener una reunión para informar de los nuevos pasos a dar en las obras del complejo sanitario con el alcalde de Salamanca y el presidente de la Diputación Provincial.