Las obras del aparcamiento de la calle La Radio, desde el jueves

Aspecto del solar de la calle La Radio este invierno.

El jueves se inician las obras que incluyen la actuación en el acceso por la calle Peñaranda, la ampliación de aceras y la creación de un aparcamiento de superficie y zonas verdes en este solar que funciona desde hace años como parking improvisado.

Las obras para convertir el solar de la calle La Radio, al fin, en un aparcamiento 'oficial' en el que no haya que esquivar charcos o caminar por el barro empiezan este jueves, cinco meses después de que se anunciara el proyecto. La actuación, que incluye 300 plazas para aparcar en superficie, zonas verdes y el arreglo de las aceras de la calle Peñaranda, dotará al barrio de un parking sin necesidad de acometer la polémica construcción del subterráneo de la avenida de Comuneros.

 

Precisamente fue la polémica por el plan del Ayuntamiento de construir un parking en el tramo de esa avenida junto al parque de La Alamedilla la que sacó a la luz esta otra posibilidad, la que acondicionar un solar que ya se usaba como aparcamiento sin las condiciones mínimas de acceso o limpieza. Una alternativa económica, menos problemática que la ubicación de Comuneros, rechazada por comerciantes y vecinos, y que resuelve buena parte de la necesidad de aparcamiento de la zona y de los usuarios que ya tiene el lugar, ya que está a menos de 100 metros de uno de los extremos del subterráneo proyectado.

 

El proyecto incluye 300 plazas de aparcamiento, zona reservada para vehículos de movilidad reducida y también para motocicletas. Además se procederá a la rehabilitación y creación de nuevas zonas verdes para integrar este espacio en el conjunto urbano; el proyecto incluye plantar más de 100 árboles y se habilitarán 4.000 metros de zonas verdes. El parking tendrá además salida por la calle Peñaranda y la calle Almaraz, ya que se plantea un nuevo vial para unir el solar con esa zona del barrio que está justo por encima del solar, y la actuación se rematará con la ampliación de aceras. 

 

Precisamente por ahí parece que van a empezar las actuaciones. El Ayuntamiento de Salamanca ya ha procedido a colocar avisos en los garajes afectados por las obras en la calle Peñaranda, que permanecerá cortada al tráfico mientras duren los trabajos. Esta calle recibirá nuevas aceras que mejorará el tránsito de peatones ya que las actuales son claramente insuficientes; son estrechas y presentan numerosas irregularidades. También se mejorará iluminación y mobiliario urbano. En los últimos días se ha visto a personal realizando el marcaje de la calle Peñaranda, donde además de ampliarse la acera habrá que actuar con la valla que separa la parte alta del solar de la calle.

 

El proyecto ha sido adjudicado a GECOCSA por 223.000 euros, menos de lo inicialmente previsto. Según el contenido de la licitación, el contrato firmado se refiere a la pavimentación del solar para convertirlo en aparcamiento. En concreto, se construirá un vial que una la calle La Radio con la calle Peñaranda y que sirva de calle principal para estructurar las 300 plazas en los 11.000 metros cuadrados del solar. Esto incluye la mejora de la calle Peñaranda para completar el mejor acceso a esta zona del barrio. Según el proyecto, el perímetro de la parcela se dotará de vegetación para mejorar su terminación.

 

El alcalde, el día que presentó el proyecto en el propio solar.

 

El proyecto fue anunciado hace más de cinco meses, el día 2 de mayo, con la visita del propio alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, a la zona. Allí explicó a los medios y a vecinos convocados, y ayudado por un panel, el proyecto. El alcalde aseguró entonces que la propuesta para rehabilitar este solar databa del 26 de septiembre de 2013, antes del inicio de las proteas, cuando se reunió con representantes vecinales del barrio. Fernández Mañueco asumió entonces, ya después de las movilizaciones, que la mejora de este espacio ha sido una reiterada petición de los vecinos, pero no hizo alusión a las protestas vecinales y de comerciantes pertenecientes al mismo barrio de Comuneros y que estaban al margen de la postura de la presidenta de la asociación vecinal.

 

También en su presentación aseguró que la rehabilitación de este espacio se iba a llevar a cabo independientemente de que se construyera el subterráneo de Comuneros, hoy por hoy, un proyecto olvidado y que empezó a quedar atrás a raíz del anuncio de medidas como la de arreglar el solar de la calle La Radio. El propio alcalde ha asegurado que actuaciones como esta servirían para solventar la necesidad de aparcamiento en la zona, lo que dejaría fuera de lugar el subterráneo, aunque no ha renunciado explícitamente a su construcción.

 

El Ayuntamiento ha creado cerca de 1.500 plazas de aparcamiento de superficie gratuito en los últimos años, mejora que se ha conseguido en buena parte a base de acondicionar varios solares que ya se usaban como aparcamiento improvisado, asfaltándolos y mejorando accesos. Es el caso de solares en el alto del rollo, la avenida de La Aldehuela o frente al instituto Venancio Blanco, este con polémica, ya que el PGOU no contempla ahí un aparcamiento y finalmente el Ayuntamiento decidió explanar el solar sin asfaltarlo y pintar con cal las líneas que delimitaban las plazas, actuación que tardó pocas semanas en desaparecer.