Las obras de la rotonda en el acceso a Peñaranda comenzarán en unas semanas

El alcalde de Peñaranda, José Antonio Jiménez Barcala, junto a uno de los arquitectos del proyecto

El alcalde de Peñaranda de Bracamonte, José Antonio Jiménez Barcala, y el arquitecto del proyecto, Ángel Lozano, presentaron hoy esta obra cuyos trabajos comenzarán a mediados de este mes

El Consistorio peñarandino tiene previsto invertir 43.196 euros en la construcción de una rotonda en la intersección de la carretera de Medina CL-610 con las calles San Lázaro y Bebedero y cuyos trabajos comenzarán a mediados de este mes. 

 

El objetivo de este proyecto es conseguir una mayor fluidez en la circulación en un punto crítico como es la intersección de varias calles, llevando los pasos de peatones más allá de las salidas de la rotonda. De esta manera se logrará una mayor seguridad de los viandantes en una de las vías más importantes y que actualmente recoge todo el tráfico de la autovía hasta la entrada en Peñaranda

 

El alcalde de Peñaranda, José Antonio Jiménez Barcala, resaltó que el “abaratamiento casi a la mitad del coste de esta obra con respecto al proyecto original, ha hecho posible que se convierta en asumible para el Ayuntamiento”. 

 

Esta rebaja en el coste se ha conseguido gracias al “minucioso estudio realizado sobre el terreno para poder eliminar aquellos elementos no estrictamente necesarios sin rebajar por ello la calidad de la obra”, explicó Ángel Lozano, uno de los arquitectos de la obra.