Las obras de la carretera de Aldealengua y Jesús Arambarri terminarán antes de fin de año

Obras en carretera de la Aldealengua (Foto: F.Rivas)

Suponen una inversión municipal de unos 200.000 euros

El Ayuntamiento de Salamanca terminará un mes antes del plazo previsto, antes de finales de año, las obras de mejora en la accesibilidad de la calle Jesús Arambarri, en el barrio de Puente Ladrillo, y en la carretera de Aldealengua.

 

Así lo ha anunciado el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, quien ha visitado las actuaciones en la zona junto al concejal de Urbanismo, Carlos García Carbayo.

 

Las obras para la renovación de la acera norte en la calle Jesús Arambarri, con un presupuesto de 114.935 euros (unos 30.000 euros menos del presupuesto de licitación), han mejorado el tránsito peatonal en el tramo comprendido entre las calles Fuenteguinaldo y Sierra de Navacerrada, donde está situada una de las paradas del transporte público urbano (línea 4) y “muy próxima” al instituto Fernando de Rojas, ha explicado el regidor municipal.

 

La actuación se ha completado con el proyecto de mejora en la pavimentación de las aceras de la carretera de Aldealengua, gracias a una inversión de 90.381 euros (cerca de 40.000 euros menos del presupuesto de licitación), y se ha realizado también el desbroce de cunetas en la carretera a Cabrerizos para mejorar la visibilidad y evitar posibles daños en los vehículos.

 

Durante las obras de mejora en la accesibilidad de la carretera de Aldealengua y de la calle Jesus Arambarri ha sido necesario reordenar el tráfico en los barrios de Puente Ladrillo y Toreses, además de un cambio en el recorrido de la línea 10.

 

Según fuentes municipales, durante los últimos dos años, el Ayuntamiento ha rebajado 340 pasos de peatones en todos los barrios de la ciudad y ha mejorado también la accesibilidad en calles como Abetos, Guindos y Rocío, en el barrio Garrido, San Andrés y Méndez Núñez (barrio Blanco), Avena y Estrecha de Tejares (Chamberí) y Serranos hasta la Rúa o Azafranal, el Paseo Rosales, en la pasarela de Vialia o en los accesos al vivero El Arca, además de la urbanización de otro medio centenar de calles que contemplaban también la mejora de la accesibilidad.