Las Nuevas Tecnologías, claves en el desarrollo y aplicación en los TEA

Zoila Guisuraga, psicóloga de la asociación, dará una conferencia

Zoila Guisuraga y Elena Labrador, psicólogas de Asperger y Autismo, revelan la importancia de la NNTT en el desarrollo cognitivo de los pacientes afectados por estos trastornos.

Las asociaciones de Asperger y Autismo de Salamanca realizan una labor impagable en el estudio e investigación de estos Trastornos del Espectro Autista (TEA). El grupo de trabajo de la Universidad de Salamanca, liderado por el prestigioso experto en estos trastornos, Ricardo Canal, cuenta además con otros grandes profesionales de renombre como Zoila Guisuraga, psicóloga, investigadora y trabajadora de la asociación de Asperger de Salamanca.

 

Allí llevan investigando desde el año 2005 con unos resultados magníficos en el desarrollo de las capacidades cognitivas de los pacientes que sufren este tipo de trastornos. Por ello, y para dar a conocer aún más estos trabajos, la facultad de Psicología acogió una jornada sobre la aplicación de las NNTT (Nuevas Tecnologías) en los TEA, para avanzar es cualquier tratamiento.

 

“Nuestra intención es que la información llegue al público general y afectado por este tipo de trastornos y darle todo tipo de pautas. Consideramos que la gente sí que valora este trabajo de muy buen grado, especialmente en los talleres sociales, porque es muy positivo contar con dispositivos como el Ipad, videos de Youtube y el resto de nuevas tecnologías porque los pacientes aprenden sin darse cuenta de que lo están haciendo”, señala Zoila Guisuraga.

 

Por ello, las NNTT juegan un papel fundamental en este tipo de investigaciones y se ha abierto una amplia gama de juegos, como la oca o las escaleras, con mucha carga audiovisual. “poco a poco se van haciendo adaptaciones para chicos con necesidades educativas”, confiesa Guisuraga.

 

Pero este tipo de investigaciones, tan solo presenta un aspecto negativo, y no es otro que los recortes, que también llegan a un apartado como éste. “Uno de los aspectos en los que más se nota es en las ayudas a familias y profesionales, pero por suerte en la Universidad existe muy buena relación con Europa con proyectos que no se han paralizado, pero qué duda cabe que hay recortes, sí”, destaca esta psicóloga leonesa.

 

Otro apartado que llama la atención es la concienciación de la gente sobre el autismo y el asperger. “En Salamanca, pese al tiempo que se lleva trabajando, hay muy poco acceso visual y aplicaciones y por eso es muy bueno difundir este tipo de mensajes y realizar jornadas, aunque no hay duda de que en los últimos años se ha avanzado mucho”, concluye Zoila Guisuraga.

 

LA ASOCIACIÓN ARIADNA, DOS DÉCADAS DE TRABAJO INCANSABLE

 

Por su parte, la asociación ARIADNA, cuenta con una amplia experiencia en el trabajo y atención de personas con este tipo de trastornos. No en vano, dos décadas de esfuerzo contemplan a este colectivo que trata y atiende en el centro especial a 33 personas y dos más en el centro de adultos, “cifra que esperamos incrementar cuando se abra el centro de día”.

 

Así lo manifiesta Elena Labrador Gonzalo, psicóloga de la asociación ARIADNA, quien apunta además que uno de los objetivos es aportar sus experiencias “en el uso de las nuevas tecnologías en intervención de personas con TEA, compartiendo información de los diferentes métodos y herramientas que utilizan, para aportar una visión desde ambas asociaciones en la dimensión de estos trastornos”, argumenta.

 

ARIADNA es una asociación de atención a personas con trastornos de autismo y desarrollo, “autismo clásico, y trabajamos desde el centro educativo y de educación especial y otros programas de ocio con el fin de dar respuesta global a las personas con este tipo de trastorno y a sus familiares”, apunta Elena Labrador.

 

Pero el punto más importante quizá, a la hora de tratar este tipo de trastornos es la detección de los mismos. “Poco a poco se va mejorando en este apartado, pero deberíamos ser capaces de detectarlo desde los servicios sanitarios, derivándolo antes a los especialistas y contar con más profesionales sanitarios específicos. No obstante, se detecta mucho antes que en años pasados”, argumenta. Y es que la importancia de la detección temprana y la intervención precoz es fundamental para no perder habilidades comunicativas.

 

Para esta psicóloga de la asociación ARIADNA, la gente está cada vez más concienciada “porque existen muchas películas, documentales y noticias que hablan sobre autismo ya que es un trastorno que genera mucho interés y hay muchos mitos sobre él, pero aún falta mucho trabajo por hacer”.

 

No en vano, este trabajo en Salamanca se está ejecutando de una manera maestra “porque tenemos la suerte de contar con grandes profesionales que llevan muchos años trabajando. Esta asociación cuenta con 20 años y hay un camino hecho, pero queda mucho por avanzar”, concluye Elena Labrador Gonzalo.

 

Así, Salamanca cuenta con un equipo puntero en estas investigaciones en la Universidad, así como asociaciones de Asperger y Autistas para seguir con una labor que está en la sombra pero que hace ver el solo cada vez a más pacientes y familiares; aunque el camino sea largo, merece la pena.