Las “Misioneras de la Providencia-Santa Teresa” reclaman que la ayuda para libros también sea para sus alumnos

Ciudad Rodrigo. (Foto: Carlos Solera).

El centro pide al Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo que las familias desfavorecidas de la institución, sean tratados con equidad y justicia social como el resto de alumnos y alumnas matriculados en centros de titularidad pública.

El Centro asegura que no se recibe ninguna aportación económica por parte de las familias; salvo los servicios complementarios ofertados para mejorar la calidad de  enseñanza y que viene cumpliendo una labor social importante en esta localidad al estar una  parte de su alumnado integrado por hijos de padres con bajos ingresos.

 

Las “Misioneras de la Providencia-Santa Teresa” de Ciudad Rodrigo considera que la Convocatoria de ayudas para la adquisición de libros de texto y/o material escolar para el alumnado residente en la localidad de Ciudad Rodrigo para el curso escolar 2015/2016 vulnera la normativa Constitucional recogida en el artículo 14: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”, el punto uno del Artículo 27:  “Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza” y el punto 3 artículo 27: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones

 

El Centro Concertado “Misioneras de la Providencia-Santa Teresa” ubicado en la localidad de Ciudad Rodrigo asegura que atiende a una población con diversos niveles socio-económicos incluidas familias en situación económica  precaria con serias dificultades para afrontar el coste de libros de texto y material escolar. Incluso en algunas ocasiones, ha sido la propia Comunidad Educativa del Centro quien les ha tenido que facilitar el material escolar necesario

 

El Centro pide al Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo que las familias desfavorecidas de este Centro, sean tratados con equidad y justicia social como el resto de alumnos y alumnas matriculados en centros de titularidad pública.