Las mesas de la Lonja de Salamanca, una a una: ¿futuros cambios?

La mesa de ovino, la que peor funciona en la Lonja de Salamanca desde hace tiempo (Foto: Chema Díez)

El paso de las semanas no hace otra cosa que demandar cambios en algunas de las mesas de la Lonja Provincial; sin duda, la mesa de ovino, se lleva la palma con el sector comprador como protagonista.

Toca cambio, toca renovación. Las mesas de la Lonja Provincial de Salamanca (unas más que otras) demandan un cambio urgente en algunos de sus vocales al protagonizar continuos episodios de fañta de profesionalidad o innumerables faltas de respeto que nunca son castigadas por parte de la Diputación, saltándose los Estatutos en muchas ocasiones.

 

MESA DE OVINO: lamentable su funcionamiento. Algunos miembros del sector comprador, en especial Julián Torres, desvirtúan la realidad del sector con opiniones contrarias a su pensamiento y reiteradas faltas de respeto. Torres es un habitual en este tipo de prácticas ante la absoluta pasividad de los responsables de la Diputación de Salamanca. Urgen cambios en los compradores y en algunos miembros del sector ganadero que tienen vinculación laboral con la Diputación.

 

MESA DE CEREALES: funcionamiento normal. Existen discrepancias entre ambos sectores pero no existe demasiada polémica en la celebración de las sesiones. Puntualmente, algún miembro del sector comprador 'saca los pies del tiesto' pero no puede considerarse que tenga vicios adquiridos.

 

MESA DE VACUNO DE VIDA: mal funcionamiento. Cada semana, el enfrentamiento entre ganaderos y tratantes es palpable y en los últimos meses ha ido en incremento. Es cierto que el relevo en la presidencia de la mesa (Román Hernández por Eloy García) ha quitado muchos problemas al sector, pero tratantes y ganaderos no se entiendes nunca. Además, el Mercado influye demasidado en la mesa y el campo tiene poco protagonismo y no debería ser así. Hacen falta cambios.

 

MESA DE VACUNO DE CARNE: buen funcionamiento. El acuerdo entre las partes es casi unánime cada semana. Salvo excepciones, su trayectoria es positiva.

 

MESA DE PORCINO: mal funcionamiento. Nulo entendimiento entre las partes en el 90% de las sesiones. Salvo los meses estivales, cuando la actividad es menor, ganaderos e industriales no se entienden y ven dos realidades del mercado completamente distintas. Ya ha habido enfrentamientos incluso entre vocales del mismo sector y quizá ls cambios le dieran un aire nuevo a la mesa. Existen acusaciones continuas entre las partes y con Extremadura como telón de fondo.

 

MESA DE LA PATATA: funcionamiento normal. Quizá es la menos polémica de las mesas. Su actividad se reduce a poco más de tres meses al año y, salvo excepciones, no hay problemas destacables.

 

ESTAUTOS

 

Artículo 6: Desarrollo de las Sesiones.

 

Las intervenciones serán ordenadas por el Presidente conforme a las siguientes reglas:

 

1. Solo podrá hacerse uso de la palabra previa autorización del Presidente. (No se cumple).

 

2. El debate se iniciará con una exposición y justificación de la propuesta, a cargo de los miembros del sector productor-vendedor. (Se cumple).

 

3. A continuación, se llevará a cabo la exposición y justificación de la propuesta de los miembros del sector comprador. El presidente velará para que todas las intervenciones tengan una duración igual. (Se cumple a veces).

 

4. Quien se considere aludido por una intervención podrá solicitar del Presidente que se conceda un turno por alusiones, que será breve y conciso. (No se cumple).

 

5. Si lo solicitara algún sector, se procederá a un segundo turno. Consumido éste, el Presidente dará por terminada la discusión para pasar, acto seguido, a la votación. (Se cumple solo a veces).

 

6. No se admitirán otras interrupciones que las del Presidente para llamar al orden o a la cuestión debida. (No se cumple).

 

- El Presidente podrá llamar al orden a cualquier miembro de la mesa que:

 

1. Profiera palabras o vierta conceptos ofensivos al decoro de la mesa o de sus miembros, de las instituciones públicas o cualquier persona o entidad. (Ocurre casi siempre y en pocas ocasiones se llama la atención).

 

2. Produzca interrupciones o, de cualquier otra forma, altere el orden de las sesiones. (Ocurre en muchas mesas con poco castigo).

 

3. Pretenda hacer uso de la palabra sin que la haya sido concedida o una vez le haya sido retirada. (No se cumple).

 

Tras tres llamadas al orden en la misma sesión, con advertencia en la segunda de las consecuencias de la tecrera llamada, el Presidente podrá ordenarle que abandone el local en que se esté celebrando la reunión, adoptando las medidas que considere oportunas. (No se cumple porque a algunos vocales se les permite todo).