Las matriculaciones de vehículos en Salamanca caen casi un 36% en 2011

En total, se vendieron en la provincia 3.203 vehículos, de los que 2.815 eran turismos y 388 todoterrenos
Las matriculaciones de turismos y todoterrenos registraron un descenso del 36% en la provincia de Salamanca en 2011, hasta situarse en 3.203 vehículos vendidos, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM). En España, las ventas de coches bajaron un 17,7% hasta diciembre, contabilizando un total de 808.059 unidades vendidas.

Este descenso de las compras de vehículos en Salamanca el pasado año se debió, principalmente, a la caída de las ventas de turismos, que disminuyeron un 38,1%, hasta las 2.815 unidades vendidas. Asimismo, las adquisiciones de todoterrenos bajaron un 14,5%, hasta contabilizar 388 matriculaciones al cierre del año.

En Castilla y León, Valladolid, León y Burgos fueron las provincias con un mayor volumen de ventas. Por el contrario, Soria fue la que comercializó un menor número de vehículos en el año 2011, con 958 unidades matriculadas.

En el conjunto del territorio nacional, Castilla y León se sitúa entre las comunidades autónomas donde menos cayeron las ventas en 2011, con un total de 27.678 (-32,1%). Con ello, la región concentra el 3,4% de las ventas nacionales registradas el pasado año.

En relación a las marcas más vendidas en Salamanca el año pasado, encabeza el ranking de matriculaciones la casa Seat con 311 matriculaciones, seguida de las firmas Renault y Ford, con 282 y 260 unidades vendidas, respectivamente. Las marcas Peugeot y Volkswagen, con 248 y 240 unidades vendidas, respectivamente, fueron también representativas hasta diciembre, ocupando el cuarto y quinto puesto entre las más demandadas en la provincia. Le siguen en volumen Opel y Nissan, con 205 y 192 unidades, respectivamente, seguidas de Audi (168), Toyota (168) y Citroën (150).

El presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, calificó el pasado ejercicio 2011 como 'un año para olvidar que marcará un triste hito para la automoción en nuestro país, al igual que ocurrió en 1993', aunque aseguró que 'como entonces, el sector cuenta con potencial suficiente para recuperarse y seguir adelante'. Sólo en este último año se perdieron más de 5.000 puestos de trabajo y medio millar de pymes en las redes de distribución.