Las mastectomías profilácticas se triplican en 10 años

Pecho

Alertan de falta de evidencias. 

El uso de la mastectomía profiláctica contralateral (CPM, por sus siglas en inglés), la extirpación quirúrgica de un seno no afectado por el cáncer como parte del curso de tratamiento para el cáncer de mama, se ha triplicado desde 2002 hasta 2012 a pesar de que la evidencia sugiere que no hay beneficio en la supervivencia en comparación con la conservación del pecho, según un nuevo estudio del Hospital Brigham y de Mujeres (BWH, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, publicado este viernes en 'Annals of Surgery'.

 

Los investigadores señalan que mientras que CPM puede tener un beneficio de supervivencia para las pacientes que se encuentran en alto riesgo de desarrollar cáncer de mama, como las que presentan una mutación genética, la mayoría de las mujeres sometidas a CPM está en bajo riesgo de desarrollar cáncer de mama en el seno no afectado. Los datos muestran que es cada vez más improbable que las mujeres que son diagnosticadas con cáncer en una mama sean diagnosticadas con cáncer en el otro seno.

 

"Nuestro análisis destaca un sostenido fuerte aumento de la popularidad de CPM al tiempo que contribuye a la creciente evidencia de que esta cirugía más extensa no ofrece ningún beneficio significativo en la supervivencia de las mujeres con un primer diagnóstico de cáncer de mama --plantea el autor principal Mehra Golshan, presidente de OncologíaQquirúrgica en el BWH.

 

Los pacientes y los médicos deben sopesar los beneficios esperados y los riesgos potenciales de la CPM, incluyendo el prolongado tiempo de recuperación, el aumento del riesgo de complicaciones operatorias, el costo, la posible necesidad de repetir la cirugía y los efectos sobre la propia imagen.

 

Los investigadores analizaron los datos de un grupo de cerca de 500.000 mujeres, con un escenario unilateral de diagnóstico de cáncer de mama de estadio uno a tres y loa siguieron durante un periodo de 8,25 años, a partir de 1998-2012.

 

Se comparó a las pacientes sometidas a cirugía conservadora de la mama, mastectomía unilateral y CPM y de las 496.488 mujeres diagnosticadas con cáncer de mama invasivo unilateral, el 59,6 por ciento fueron sometidas a cirugía conservadora de la mama; el 33,4 por ciento se sometió a una mastectomía unilateral y el 7 por ciento, a CPM.

 

En general, la proporción de mujeres sometidas a la CPM aumentó de 3,9 por ciento en 2002 a 12,7 por ciento en 2012. En comparación con la terapia de conservación del seno, no se encontró una mejoría significativa en la supervivencia de las mujeres sometidas a la la mastectomía profiláctica. En relación con las pacientes a las que se les practicó una mastectomía unilateral o la cirugía conservadora de la mama, aquellas con una CPM tenían más probabilidades de ser de raza blanca.

 

INDICADA PARA MUJERES CON MUTACIONES GENÉTICAS

 

Es importante destacar que la CPM puede estar indicada para mujeres con mutaciones BRCA1/2, un fuerte historial familiar de cáncer de mama o de ovario o antecedentes personales de un campo de radiación durante la infancia. Un número significativo de mujeres más jóvenes están optando activamente por CPM sobre la cirugía conservadora, pero sólo alrededor de un tercio que opta por la CPM tiene uno o más de estos factores de riesgo.

 

Las entrevistas de las mujeres sugieren que el deseo de minimizar la asimetría de mama y mejorar la apariencia general a través de cada vez más disponibles y amplias técnicas reconstructivas puede influir en la decisión de someterse a la CPM. En concreto, los investigadores muestran que las tasas de reconstrucción en pacientes con CPM se elevó del 35,3 por ciento al 55,4 por ciento durante el periodo de estudio.