Las lluvias ofrecen un anticipo de lo que tendrá lugar en la Semana Santa

El domingo y el lunes habrá chubascos en la provincia que tendrán continuidad a partir del miércoles

La lluvia se ha hecho esperar, quizá demasiado, pero llegará, y casi nadie se molestará por ello, salvo las cofradías y hermandades que pueden ver como las procesiones pueden no salir por las calles de la capital de producirse las precipitaciones.

Pero el agua es necesaria aunque quizá ha elegido los peores días y ya a partir de mañana domingo y del lunes, la provincia recibirá las primeras aguas de la primavera que tendrán continuidad en el inicio de la Semana Santa, con unas temperaturas, eso sí, que superarán los 20 grados.

De este modo, de cara al domingo, los termómetros marcarán entre seis de mínima y 21 grados de máxima con una probabilidad elevada de lluvias desde por la mañana hasta entrada la tarde, que hará necesarios los paraguas.

En el incio de la semana que viene, el lunes, más de lo mismo, porque pese a que los chubascos serán más débiles, también se prevén lluvias durante toda la jornada y unas temperaturas que oscilarán entre cinco y 21 grados, según la Agencia Estatal de Metorología (Aemet).

De cara al martes, el panorama no cambiará mucho ya que los cielos permanecerán nublados y la opción de precipitaciones estará presente, con unos termómetros que marcarán los 6 de mínima y los 19 de máxima.

Y ya por último, de cara a la jornada previa a los días festivos, el miércoles, los termómetros sufrirán un pequeño descenso (4 de mínima y 18 de máxima) con una pequña probabilidad de lluvias aunque no son descartables.

Las lluvias afectarán a casi toda España en Semana Santa
Por su parte, el primer fin de semana de la Semana Santa comenzará con sol y cielos despejados en la mayor parte de España menos en el suroeste peninsular, donde, desde viernes las nubes y las lluvias serán la tónica general, y desde ahí se irán extendiendo al resto de la Península a lo largo de la próxima semana, con precipitaciones que se producirán especialmente por la tarde, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, el portavoz de la AEMET, Fermín Elizaga, ha explicado que la nubosidad se irá extendiendo desde el suroeste hacia otras zonas del interior peninsular, y que este sábado sobre todo se mantendrá en el cuadrante suroeste peninsular aunque también podría afectar a algún punto Extremadura y, quizá, de Levante. El domingo ya se espera que la nubosidad y las precipitaciones se extiendan a toda la mitad sur y algunas zonas de la meseta norte.

Elizaga ha precisado que las zonas donde "probablemente las lluvias estarán ausentes" este fin de semana, hasta el Domingo de Ramos en Cantábrico, Galicia, nordeste peninsular, Levante y litoral mediterráneo, que tendrán nubes pero no se prevén precipitaciones. En cuanto a las temperaturas, ha indicado que hasta el lunes se mantendrán como en esta semana o quizá bajarán ligeramente el domingo.

Asimismo, ha manifestado que, la semana próxima, entre el lunes y el jueves, la "tónica dominante será la inestabilidad", que se extenderá a "toda" la Península, Baleares, Ceuta y Melilla, donde la nubosidad será abundante, "más por la tarde que por la mañana" a partir del lunes.

En este sentido, ha precisado que estas nubes se irán desarrollando a lo largo del día y estará favorecida por el incremento de una nubosidad muy asociada al incremento de la radiación solar, por lo que el lunes, el martes y el miércoles la nubosidad crecerá al paso de las horas y las lluvias serán más o menos frecuentes en "casi cualquier punto de la geografía peninsular".