Las lluvias dan un pequeño respiro hasta el fin de semana con un descenso de las temperaturas

Durante los próximos dos días, la mínima descenderá para sufrir un repunte de cara al sábado y al domingo
Irregularidad; ésa es la palabra que puede definir la situación meteorológica de la provincia de Salamanca para los próximos días, con una inestabilidad marcada por las temperaturas y las precipitaciones. Unas lluvias que remitirán durante los próximos dos o tres días en jornadas donde los intervalos nubosos serán los protagonistas.

De hecho, el pronóstico para la provincia de Salamanca para el miércoles fue de intervalos nubosos y brumas y nieblas. Las temperaturas mínimas fueron de 3 grados, con un ligero descenso y unas máximas de hasta 14 grados.

Para la jornada del jueves, más de lo mismo donde las precipitaciones desaparecerán para dar paso a unas temperaturas que oscilarán entre un grado de mínima y 16 de máxima, niveles casi invernales en la provincia. Para el viernes, las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) señalan las mismas perspectivas que el viernes con temperaturas similares, entre 1 y 16 grados.

Y de cara al fin de semana, las lluvias vuelven a aparecer y serán las protagonistas, hecho que provocará un aumento de las temperaturas, especialmente de la mínima, que subirá hasta los 4 o 5 grados, mientras que la máxima se mantendrá entre los 15 y los 16 grados.