Las lágrimas dulces de un 'ángel azul' llamado Robinson para celebrar el MVP

Robinson, MVP en las dos últimas Copas de la Reina (Foto: T. Sánchez)

Pitido final, primeros saltos de alegría, abrazos, gritos y, de repente, alguien se fija en el lloro desconsolado de Robinson. Lágrimas de alegría porque le acababan de comunicar que era el 'MVP' de la final. La mejor jugadora por segundo año consecutivo. 

Angel Robinson celebró entre lágrimas de alegría su reconocmiento como jugadora más valiosa del partido. Por segundo año consecutivo alza un trofeo individual que nunca antes había conseguido repetir nadie en la Liga Femenina.

 

Con el de Angel Robinson son cinco los trofeos de MVP que ha conseguido una jugadora de Avenida, tantos como títulos ha conquistado el equipo salmantino. Después de Nuria Martínez, Laura Camps, Erika De Souza, la pívot del equipo salmantino se llevó un reconocimiento merecido la temporada pasada y este año, de nuevo en Torrejón ha vuelto a repetir.

 

Ya se venía barrutando en los últimos tiempos. Tanto ella como Marija Rezan apuntaban a jugadoras vitales y si en la semifinal fue la croata la que estuvo enorme, en la final el saber estar de Robinson y su perseverancia bajo el aro fueron vitales.

 

Robinson con el trofeo de 'MVP' (Foto: T. Sánchez)

 

Ella celebró su MVP por todo lo alto, con lágrimas de alegría cuando se enteró, minutos antes de que se le diera el trofeo. Casi inconsolable, el rostro de Robinson acaba poblado por las lágrimas porque para ella es su segunda Copa y también su segundo MVP. Vino a Avenida a ganar títulos y vaya si lo está consiguiendo.

 

Además no se olvidó de nadie en la celebración. Abrazó a cada una de sus compañeras, que la arroparon en todo momento y dedicó el MVP a la afición de Avenida y también a la de Girona, que fue su primer club en España.