Las instalaciones deportivas municipales ya cuentan con desfibriladores

Desfibrilador en el Complejo Vicente del Bosque de Salamanca (Foto:F.Rivas)

Se han colocado 16 con un gasto de 19.000 euros.

Las instalaciones deportivas municipales de Salamanca ya cuentan con desfibriladores junto a los terrenos de juego por si fuera necesaria una rápida intervención en caso de parada cardiorrespiratoria.

 

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha visitado este viernes el complejo deportivo Vicente del Bosque, uno de los 16 espacios deportivos en los que se ha instalado uno de estos equipos sanitarios semiautomáticos.

 

Las instalaciones en las que se ubicarán estos instrumentos, en lugares visibles y accesibles, son los pabellones de La Alamedilla, de Würzburg, Lazarillo, La Salud, Río Tormes y San José; pistas de atletismo de El Helmántico; los complejos deportivos Rosa Colorado Luengo y Vicente del Bosque; campos de fútbol de la Federación, Pizarrales, El Zurguén, Chamberí, Puente Ladrillo y Nemesio Martín ‘Neme’; y el campo de tiro de ‘El Pradillo’.

 

A estos se suman los el Multiusos Sánchez Paraíso y en la biblioteca municipal Torrente Ballester, que ya disponen de este equipamiento, que se ha diseñado para su uso sin necesidad de conocimientos previos.

 

Aun así, el primer edil ha explicado que se desarrollarán cursos con monitores y personal que habitualmente utiliza estas instalaciones para un uso más rápido.

 

Además, el Ayuntamiento tiene previsto próximamente dotar de desfibriladores a otras diez dependencias municipales con “importante afluencia de público y trabajadores”, como la biblioteca Gabriel y Galán; los centros municipales de participación social Julián Sánchez ‘El Charro’, Vistahermosa, Miguel de Unamuno y Miraltormes; los centros de mayores Juan de la Fuente y Tierra Charra; y las oficinas administrativas situadas en Íscar Peyra, Plaza Mayor y Peña Primera.

 

INTERVENCIÓN

Según ha explicado el Consistorio salmantino, a través de datos de la Sociedad Española de Cardiología, se estima que cada 20 segundos se produce una parada cardiaca en España y ocasionan cuatro veces más muertes que los accidentes de tráfico.

 

La fibrilación ventricular es la responsable inicial de hasta un 85 por ciento de ellas y la experiencia científica ha demostrado que la efectividad de la desfibrilación temprana en la recuperación de un ritmo cardíaco eficaz es del 90 por ciento cuando es posible efectuarla en el primer minuto de evolución.

 

Por tanto, la colocación de estos equipos sanitarios debe tener como objetivo contribuir a lograr la desfibrilación antes de que hayan transcurrido cinco minutos desde el colapso.