Las instalaciones deportivas contarán con desfibriladores

Además, el Ayuntamiento “estudiará la posibilidad de dotar de desfibriladores externos a los centros de titularidad municipal en los que transiten más de 700 personas por día”
Las instalaciones deportivas del Ayuntamiento de Salamanca contarán con desfibriladores externos que ayuden en el caso de algún usuario sufra un infarto de miocardio en las dependencias de titularidad pública o en sus inmediaciones.

El pleno del Consistorio ha aprobado, con el voto a favor por unanimidad de populares y socialistas, que se adoptarán “las decisiones administrativas pertinentes” para su implantación así como para su mantenimiento y el entrenamiento de personal no sanitario que pueda hacer valer este sistema de reanimación.

Además, el acuerdo adoptado ha recogido que el Ayuntamiento “estudiará la posibilidad de dotar de desfibriladores externos a los centros de titularidad municipal en los que transiten más de 700 personas por día”.

Según los datos aportados por los dos grupos municipales, el infarto de miocardio es el responsable del 85 por ciento de las paradas cardiacas extrahospitalarias y, si se consigue actuar sobre esa fibrilación ventricular mediante la utilización de desfibriladores, se puede reducir el número de muertes.

En el primer minuto de evolución se puede dar respuesta favorable al 90 por ciento de los afectados y, a partir de ese momento, el porcentaje de éxito baja un siete por ciento cada minuto.