Las hembras 'la lían' en la mesa de vacuno de vida de Salamanca

(Foto: Chema Díez)

Las diferencias entre ganaderos y tratantes quedaron una vez más en evidencia en la Lonja de Salamanca. Mientras los primeros pidieron subida de 0,03 euros para las hembras, los segundos se destaparon con una inexplicable petición de bajada...

Ganaderos y tratantes de vacuno de vida viven en dos mundos diferentes. Bueno, para ser más exacto, son los segundos los que parecen estar en otro mercado o, simplemente, quieren llevarle la contraria a los productores. Eso pareció...

 

De hecho, en la ronda de debate, los ganaderos hicieron hincapié en que la situación en el campo es "muy buena, con mucha pregunta de animales", y con las hembras en una posición de privilegio, mejor que los machos. Además, volvieron a criticar la bajada efectuada de la semana pasada.

 

Así las cosas, los ganaderos solicitaron una subida de 0,03 euros para las hembras y una repetición del precio de los machos, mientras que los tratantes demandaron (por sorpresa) una bajada de 0,06 euros para los machos y de entre 0,03 euros y repetición para las hembras.

 

Finalmente, el presidente de la mesa se fió del comprador José Muñoz, que reconoció la pesadez de los machos y el impulso en las hembras, pidiendo una bajada de 0,03 euros para los primeros y una bajada de 0,03 euros para las segundas. Ésta fue la decisión final que tomó el presidente.

 

El Mercado de Ganado, por su parte, volvió a superar las 2.000 cabezas, una jornada más, con unas ventas superiores a las del lunes pasado.

 

LA CARNE, ESTABLE

 

Por último, la mesa de vacuno de carne optó por la estabilidad y la moderación en los precios debido a la buena situación del sector, con un acuerdo casi unánime en la mesa, para mantener el acuerdo entre las partes.