Las 'guerreras' se hacen un 'Maracanazo'

Las 'guerreras' de la selección femenina de balonmano

Las de Dueñas consiguen su segundo triunfo en Río ante Brasil.

 

FICHA TÉCNICA.


BRASIL: Babi Arenhart (p), Alexandra Martínez (6, 4p), Denoise (3), Dara, Duda Amorim (4), Fernanda Franca (7, 2p) y Ana Paula Belo (1) --siete inicial--; Mayssa (ps), Samira, Daniela Piedade (1), Tamires Morena, Jessica Quintino (1), Fran (1) y Mayara.

ESPAÑA: Silvia Navarro (p); Carmen Martín (3), Marta Mangué (1), Nerea Pena (8, 3p), Alexandrina Barbosa (6), Eli Pinedo (6) y Eli Chávez (3) --siete inicial--; Darly Zoqbi (ps), Marta López, Nely Carla Alberto, Macarena Aguilar (2), Lara González, Patricia Elorza y Naiara Egozkue.

ÁRBITROS: Bonok Koo y Seok Lee (COR).

PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 3-2, 5-7, 6-9, 8-12, 10-14, 12-15 --descanso-- 15-18, 16-20, 19-21, 21-23, 24-26 y 24-29.

PABELLÓN: Arena del Futuro.

La selección española femenina de balonmano se ha impuesto ante la anfitriona Brasil (24-29) en el tercer partido de la fase de grupos, recuperándose así de la derrota que sufrieron el pasado lunes ante Noruega, las actuales campeonas olímpicas, y dejando casi certificado su billete a los cuartos de final de los Juegos olímpicos de Río.

El partido suponía una prueba de fuego para las 'Guerreras'. Empezó con un toma y daca entre ambas selecciones, donde casi la totalidad de los goles se anotaron en contraataques, y ninguna de las selecciones gestionó bien la defensa. Los segundos cinco minutos se iniciaron con inferioridad para España tras la expulsión de dos minutos de Sandy Barbosa, aunque se llegó a adelantar por primera vez en el marcador, haciendo un parcial de 1-5, con una Silvia Navarro estratosférica.

El parcial se reanudaría 5-7 para las de Jorge Dueñas, que continuaron por delante gracias a los goles de Carmen Martín y se centraron en atacar por la parte central de la defensa brasileña. Una vez alcanzado el ecuador, con tres goles de ventaja, España siguió defendiendo muy bien y aprovechando los errores de la 'canarinha', que se veía incapaz que superar a Silvia Navarro, con tres pérdidas consecutivas.

A nueve minutos para el descanso, Marta Mangué forzó otro tiro desde siete metros que transformó Nerea Pena, dejando a las españolas seis por delante. Fernanda Franca Da Silva también transformó su oportunidad desde los siete metros y Brasil comenzó a contragolpear gracias a buenas paradas de Mayssa Raquel Pessoa y a la expulsión de dos minutos de Nely Carla.

Brasil no gestionó bien las superioridades numéricas, terminando el primer tiempo con un resultado de 12-15 y una Silvia Navarro que rozaba el 50% de paradas (11 paradas de 24 lanzamientos).

Los primeros compases de la segunda parte fueron como al inicio del partido, con rápidos contraataques y dos goles de Pena, que volvían a dar aire al equipo español. Brasil intensificó su defensa pero España lo resolvió con más movilidad de balón, logrando mantener su ventaja de tres goles incluso tras la expulsión de la pivote española Eli Chávez.

La ansiedad hizo que el combinado brasileño no controlase bien el ritmo del partido, con seis pérdidas en los primeros dos parciales en el ataque. Al ecuador del segundo periodo, Brasil intentó acelerar el juego para llegar vivo al último tramo del partido, aunque las de Jorge Dueñas siguieron gestionando muy bien la inferioridad.

A 14 minutos, las brasileñas ya consiguieron reducir la desventaja a dos goles con tres dianas de Alexandra Martínez. Aprovechando una doble superioridad, la máxima anotadora brasileña Da Silva puso a Brasil a un gol, aunque una gran defensa de las 'Guerreras' y una Eli Pinedo que firmó seis goles de seis tiros aguantaron el marcador (24-26).

En el último parcial del partido, España jugó posesiones largas y controló bien el cronómetro. Además, la expulsión de Da Silva fue clave y llevó a las anfitrionas a jugar en inferioridad durante el final del partido, que concluyó con la segunda victoria de las 'Guerreras' (24-29).

De esta manera, las españolas, bronce en Londres, dejan prácticamente finiquitado el billete para cuartos de final, después de estrenarse con triunfo ante la subcampeona olímpica, Montenegro, y caer ante Noruega, que ostenta la 'triple corona' -oro olímpico, Mundial y Europeo-.