Las fuerzas de seguridad rodean a los secuestradores de la hija del alcalde

Se asegura que que el Ejército colombiano, la Policía y las Fuerzas Aéreas colombianas han logrado evitar la huida de los secuestradores
El gobernador del estado de Arauca, Luis Eduardo Ataya, ha confirmado este sábado que las fuerzas de seguridad colombianas tienen completamente rodeados a los secuestradores de Nohora Valentina Muñoz, la hija del alcalde de Fortul, Jorge Enrique Muñoz, en manos, presuntamente, de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Ataya ha asegurado que el Ejército colombiano, la Policía y las Fuerzas Aéreas colombianas han logrado evitar la huida de los secuestradores a territorio venezolano y ha aseverado que el rescate de la niña de 10 años es inminente.

"El Ejército y la Policía lograron realmente cerrarles el paso y evitar que la niña fuera llevada a Venezuela", ha dicho Ataya, "el general Reyes Bretón personalmente me confirmó eso y que les tienen los pasos totalmente controlados para evitar".

El gobernador de Arauca (noroeste) ha declarado a la cadena radiofónica Caracol que Nohora está "en la zona de Fortul todavía, entre Tame y Fortul". "Es una zona de montaña, donde hay mucha selva, hay zona de difícil acceso, es una geografía bastante complicada y ahí es donde aprovechan estos bandidos para hacer sus fechorías y tener sus campamentos", explicó este viernes.

No obstante, los familiares no han recibido ninguna llamada de los secuestradores para poner una cifra económica a su rescate, de acuerdo con el mandatario regional.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, condenó este viernes el secuestro de la hija de 10 años del alcalde de Fortul y ha calificado este hecho como un "acto de cobardía", no sin antes advertir a sus captores que no descansará hasta no hayan rescatado a la niña.

Nohora fue secuestrada por tres desconocidos el jueves por la mañana (tarde en España) cuando se dirigía a la escuela Alejandro Von Humboldt, en Fortul, en compañía de su madre.

Las primeras versiones apuntaban a la delincuencia común como responsable de este hecho, pero el jefe del Ejército en Arauca, coronel Jaime Reyes, afirma que todo indica que fueron miembros del frente décimo de las FARC.

El Ministerio de Defensa ha ofrecido una recompensa de 100.000 de pesos (unos 38.600 euros) por información sobre el paradero de la niña de 10 años.