Las firmas de Change.org no acabarán con los ataques del lobo en Salamanca

Firma Change

Una firma válida necesita el DNI para ser jurídicamente aceptada ante una administración pública de cara a una iniciativa popular. El nombre real y los dos apellidos también son un requisito indispensable.

¿Cuántas veces no hemos firmado peticiones o reclamaciones en una plataforma en internet? Una de las plaformas de petición de firmas más conocidas en España es Change.org, pero ¿son válidas para una Iniciativa Legistaltiva Popular ante el Gobierno?

 

Para que una firma tenga validez a la hora de presentar cualquier documento a modo de reclamación, es necesario que contenga al menos el nombre, los dos apellidos y el número del Documento Nacional de Identidad, en el caso de España.

 

El campo DNI no es uno de los requeridos en Change.org a la hora de firmar una petición válida a la hora de pedir, por ejemplo, una buena gestión en la convivencia del lobo en Salamanca con las explotaciones ganaderas. La utilización del DNI electrónico sería una buena idea a la hora de enfrentar una queja ante la administración pública en un país tan burocrático como España. Toda iniciativa popular necesita las datos anteriormente señalados para triunfar. Lo único que hace Change.org es crear presión social, ya que la presión pública ha generado muchos cambios, según ha explicado el propio director de Change.org en España, Francisco Polo.

 

Las firmas no solo tienen validez porque se comprueba la autenticidad del correo electrónico, ya que un correo lo puede crear cualquiera. Es decir, es tan válido un correo personal creado y gestionado por una persona, como por ejemplo, Davidgarcía@gmail.com que un correo dado de alta por cualquier motivo como pruebadecorreo@gmail.com. 

 

Con todo esto, no es malo firmar la petición creada a través de Change.org para frenar los ataques del lobo en la provincia de Salamanca para que los ganaderos puedan respirar tranquilo. Pero es necesario saber que esas firmas, por muy elevadas que sean, solo van a generar ruido mediático. Los medios de comunicación contarán el gran número de firmas recogidas a la población y quizá con eso la administración pública de turno reaccione ante alguna de las peticiones formuladas por presión social. 

 

La Asociación Abaduero puede respirar tranquila porque ya tienen un buen número de firmas para comenzar a crear la 'necesaria presión social'. 1.121 personas han respandado la petición dirigida a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León para la gestión sostenible del lobo ibérico y la ganadería extensiva en la provincia de Salamanca, tras los numerosos e imparables ataques del lobo al ganado en la comarca de Vitigudino.