Las exportaciones españolas de vino se contrajeron un 8 por ciento en julio

Sin embargo, la fuerte subida de precios elevó la facturación un 11 por ciento

El volumen de las exportaciones de vinos españoles cayó en el mes de julio un 8% con respecto al mismo mes de 2011, aunque la fuerte subida de precios (+20,7%) elevó un 11% la facturación, según los últimos datos de la Agencia Tributaria, recogidos por el Observatorio español del mercado del vino (Oemv).

En un comunicado, el Oemv señala que con este comportamiento en el mes de julio, las ventas crecieron durante los siete primeros meses del año un leve 1,6% en volumen, hasta los 12,55 millones de hectolitros, y un 13,1% en valor, hasta los 1.358,5 millones de euros. El precio medio se situó en 1,08 euros por litro, 11 céntimos más elevado que en el acumulado a julio del pasado año (+11,3%).

Para el organismo vinícola, la evolución de las cifras ofrece "una tendencia al alza en valor, no obstante lejana de las registradas al cierre de 2011".

Fuerte subida de precios del granel
En volumen, el Observatorio vincula "en gran medida" la reducción de las tasas de crecimiento al fuerte freno del vino sin DOP a granel, primer producto exportado por España con el 50% del volumen total. Estos vinos, recalca, cayeron un 3,5% en estos siete meses, creciendo no obstante en valor un 26,6%, por la notable subida de precios (+31,3%).

La exportación de vinos envasados con Denominación de Origen Protegida se mantiene más estable, dado que creció por encima del 8% en valor y en volumen, manteniendo el precio medio en los 2,95 euros, que además suponen el 40% de la facturación global.

Vinos embasados, "ritmos estables" de crecimiento
En esta senda, más positivas aún son las ventas de vinos envasados sin denominación de origen y sobre todo las de vinos de aguja, mientras que en el lado opuesto se encuentran los vinos de licor. La subida de precios de cavas y espumosos (+13,3%) generó un valor un 9,4% mayor que en el acumulado a julio de 2011, a pesar de la caída en litros (-3,4%).

Esta subida de precios de las exportaciones españolas de vino afecta a mercados como China, Holanda, Francia y sobre todo Rusia, que reducen sus compras en volumen, aunque aumentan su inversión. Por el contrario, clientes como EE.UU. o Reino Unido crecen más en litros que en euros, mientras que Italia y Japón ofrecen crecimientos realmente positivos en lo que llevamos de 2012. Por su parte, Alemania, en valor, y Francia en volumen, siguen como nuestros primeros mercados.