Las 'exigencias' del Ayuntamiento limitan la competencia por el nuevo contrato del bus

Una de las paradas de autobuses de Salamanca (Foto: Tori Heras)

El pliego de condiciones establece que las empresas que pujen por este contrato tienen que haber prestado el servicio en ciudades de al menos 150.000 habitantes: solo tres lo hacen en España en municipios de esa población, entre ellas, la actual concesionaria en Salamanca.

LA CONCESIONARIA

 

La actual empresa concesionaria del bus urbano en Salamanca, Grupo Ruiz, lleva prestando el servicio cerca de 25 años. Lo hace a través de Salamanca de Transportes, que en 1987 ganó el concurso para hacerse con esta concesión por 15 años, y que después renovó en 2002. Empresas de este mismo grupo gestionan el transporte urbano en localidades como Algeciras, Los Barrios, La Línea, Linares Alcalá de Guadaira (Sevilla), Toledo y Badajoz, además de servicios interurbanos en la Comunidad de Madrid.

Algunas de las exigencias que ha planteado el Ayuntamiento de Salamanca para renovar el contrato del bus urbano van a limitar de manera importante el número de empresas que puedan pujar por esta concesión. Una situación que, en cierto modo, beneficia a la actual concesionaria y limita las ventajas en precio y servicio que podría brindar una mayor competencia entre compañías para hacerse con este contrato. En la práctica, no más de tres empresas pueden cumplir uno de los requisitos establecidos: haber prestado el servicio en ciudades con la cifra de habitantes de Salamanca.

 

El pleno municipal de este miércoles pondrá sobre la mesa el informe sobre el nuevo pliego de condiciones para el contrato del bus urbano. Esta concesión es una de las más importantes para el Ayuntamiento, tanto por el montante económico que supone como por el servicio vital que se presta. Las condiciones económicas del nuevo contrato implican que la empresa que se lo adjudique recibirá 169 millones de euros por prestar el servicio durante doce años a partir de la firma del mismo. El actual contrato está en prórroga ya que expiró el pasado mes de marzo al cumplir sus diez años de vigencia.

 

Para elegir la empresa que se ocupará de la nueva concesión, el equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Salamanca ha establecido una serie de requisitos. Según ha podido saber este medio, uno de ellos es que las empresas aspirantes tengan experiencia en la prestación de este servicio en ciudades de al menos 150.000 habitantes. La cifra está en la órbita de la población de Salamanca (152.048 según el INE)... y de muy pocas más. Según los datos del último padrón (a diciembre de 2012), solo Badajoz, Huelva, Marbella, Logroño y San Cristóbal de la Laguna están en esas cifras; todas oscilan entre los 140.000 y los 153.000 habitantes.

 

Esta circunstancia limita el número de empresas que pueden presentar su candidatura para hacerse con la concesión del bus urbano de Salamanca porque, aunque nada impide a las de ciudad mayores acudir al concurso, no es lo habitual. Entre las ciudades de similar tamaño, las de Huelva y San Cristóbal de la Laguna son dos empresas municipales creadas para este cometido (Entusa y Titsa, respectivamente), lo que las anula. Del servicio de Logroño se ocupa Autobuses Jiménez, empresa decana en La Rioja que presta los servicios metropolitanos en esa Comunidad, líneas desde Navarra y La Rioja hacia Madrid y otros servicios. En Marbella opera el Grupo Avanza, con intereses en Castilla y León (opera el AutoRes Salamanca-Madrid). Y en Badajoz el servicio lo presta Grupo Ruiz, la misma concesionaria de Salamanca.

 

Así que el requisito poblacional limita a tres empresas las que, a priori, pueden cumplir esta condición para acceder al contrato. Una escasa competencia que impide que se produzcan ofertas económicamente interesantes. Pero no es el único. Otra de las exigencias marca que un determinado número de autobuses de la flota debe ir propulsado por gas; la actual concesionaria cuenta con este tipo de vehículos como una de sus apuestas y 26 unidades, el 40% de las que usa para prestar el servicio, están propulsadas por este combustible. Hacerlo le da la ventaja de contar ya con una flota adaptada a las exigencias del contrato.

Noticias relacionadas