Las estrecheces llegan a la calle María Auxiliadora y alcanzan la segunda fase en Gran Vía

El tramo de la calle María Auxiliadora comprendido entre las calles Diego de Almagro y Alonso de Ojeda, sufrirá un doble estrechamiento de calzada desde el miércoles, día 10, durante un plazo aproximado de 15 días.

En concreto, se cortan al tráfico dos carriles de subida, en dirección a la avenida de Federico Anaya, como consecuencia de las obras de traslado de un transformador de electricidad.

 

Debido a ello, la reordenación de tráfico resultante queda con un solo carril por sentido de la circulación. En concreto, todo el tráfico que circule en dirección descendente hacia la plaza de España discurrirá por el carril bus, mientras que en el sentido contrario y ascendente se utilizará uno de los carriles habituales de bajada.

 

También se prohibirá el giro a la izquierda desde la calle María Auxiliadora hacia la calle Alonso de Ojeda. A esta vía sí podrán acceder los vehículos que circulen por María Auxiliadora en dirección plaza de España, para lo cual podrá efectuarse el cambio de sentido de circulación en la glorieta de Doña Urraca.

 

ESTRECHAMIENTOS EN GRAN VÍA

 

Las obras de renovación de la red de agua en la calle Gran Vía han entrado en su segunda fase, produciéndose el corte un carril de circulación en sentido ascendente (dirección plaza de España) en el tramo comprendido entre la cuesta de Sancti Spiritus (abierta ya a la circulación la semana pasada) y la plaza de la Constitución. El tráfico en este tramo queda por tanto con un solo carril de circulación en cada sentido de la marcha, hasta el día 19 de agosto, aproximadamente. Las paradas de los autobuses urbanos, que habían sido desplazadas en la primera fase de las  obras, retornan a su emplazamiento habitual, entre las escaleras de la calle Asadería y la cuesta de Sancti Spiritus.

Noticias relacionadas