Las entidades locales ahorrarán 20 millones en Sanidad y Educación

Apuesta. El consejero de Interior y Justicia destaca el compromiso de la Junta con el Pacto Local, por el que centros educativos y sanitarios de ayuntamientos y diputaciones pasan a ser de su competencia
E. Bermejo

El consejero de Interior y Justicia, Alfonso Fernández Mañueco, reiteró ayer la apuesta de la Junta de Castilla y León por apoyar a las administraciones locales y provinciales, así como por aumentar las ayudas y asumir, según lo que estipula el Pacto Local, diversos centros sanitarios y educativos dependientes de ayuntamientos y diputaciones, gestión que permitirá ahorrar cerca de 20 millones de euros a estas instituciones locales.

Fernández Mañueco realizó estas declaraciones en el transcurso de una visita a la nueva sede del Centro Multifuncional de la Diputación de Salamanca, en la que estuvo acompañado por su presidenta, Isabel Jiménez, y por el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Agustín Sánchez de Vega.

El consejero hizo hincapié en que este compromiso supone también la asimilación por parte de la Junta de más de 630 empleados públicos. Por lo que se refiere a los centros que se integran en la red nacional, dos centros de la Diputación figuran en la lista: el de Educación Especial Reina Sofía y el de Formación Profesional que, con sus 41 empleados públicos supondrá un ahorro de más de 1,6 millones para la institución provincial cuando finalice el proceso.

Un centro con recursos propios
Por lo que se refiere a las obras que se han realizado en el antiguo edificio de uso social y recreativo del Centro de Educación Especial Reina Sofía, será a partir de ahora la nueva sede del Centro Coordinador de Bibliotecas de la provincia, que antes estaba en la calle Papín y consta de una serie de almacenes y garajes para los tres bibliobuses, además de un almacén auxiliar del Instituto de las Identidades.

El edificio también acogerá en lo sucesivo el Departamento de Calidad y Formación del Área de Recursos Humanos, que cuenta con unas modernas aulas de formación dotadas con los avances tecnológicos e informáticos necesarios para proporcionar información tanto a los empleados públicos de la Diputación, como a los de los Ayuntamientos de la provincia y otras administraciones públicas.

Las obras han supuesto una inversión de 476.000 euros, aportados fundamentalmente desde el área de Cultura y han durado siete meses.

La presidenta de la institución provincial, Isabel Jiménez, ha calificado el nuevo centro como “una necesidad para ofrecer un buen servicio a los trabajadores, tanto de la Diputación como de los otros municipios”. Ha recordado que hasta ahora, los edificios andaban desperdigados, y que las nuevas dependencias prestarán servicio a 2.800 empleados públicos de 312 municipios de la provincia.

Características del edificio
La nueva sede del Centro Coodinador de Bibliotecas de la provincia ocupa una superficie que ronda los 1.300 metros cuadrados.

La empresa adjudicataria de las obras ha tenido que vaciar por completo el interior del edificio para crear una estructura totalmente nueva. Así, en la planta baja hay dos almacenes de depósito de libros, de 161 metros cuadrados cada uno, y un tercero de 100 metros para el Instituto de las Identidades.

Por lo que respecta a la planta superior, cuenta con oficinas y despachos para los 12 trabajadores del Centro Coordinador de Bibliotecas; además, un departamento de Calidad y Formación con despachos para dos trabajadores y tres aulas con una superficie total de 214 metros cuadrados con capacidad para 108 personas.

Las aulas están dotadas con red wifi, conexión individualizada a internet, proyectores, pantallas y pizarras electrónicas.

Junto al edificio hay una nave para los bibliobuses.