Las empresas que acuden al Fogasa, camino de la mayor cifra desde el inicio de la crisis

Página Web Del Fogasa

Los primeros cinco meses del año arrojan un resultado negativo con 446 sociedades obligadas a acudir a este organismo cuando en todo el 2012 fueron 755.

Los estragos de la crisis en la provincia de Salamanca siguen haciendo mella en el tejido empresarial, que se ve abocado a acudir el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) ante las dificultades económicas, bien sea por despidos, ERE o extinción de empresas.

 

Así lo reflejan  los datos hechos públicos por este organismo, que reflejan que solo en los cinco primeros meses del año 2013 (de enero a mayo), la cifra de sociedades que tuvieron que acogerse a este organismo oficial ha sido de 446, más de la mitad de las 755 que se vieron afectadas en todo el pasado año 2012.

 

Por ello, la preocupación es máxima ante este hecho y las dificultades por las que atraviesa esta institución en Salamanca, con problemas de personas y casos acumulados a los que no dan abasto, ya que cada vez hacen frente a más expedientes y casos de este tipo. No obstante, hay un halo de esperanza en otros apartados como el número de trabajadores afectados, 1.011, por los 3.000 del año pasado, cifra que va camino de reducirse, o el gasto total, que entre enero y mayo fue de 5,1 millones por los 14,6 de todo el ejercicio 2012.

 

De los más de cinco millones que ha abonado el Fogasa en 2013, 1,23 corresponden a salarios y el resto, 3,92 millones de euros a indemnizaciones.

 

CRONOLOGÍA NEGATIVA

 

Por su parte, y analizando los números con el paso de los años en Salamanca, se da la circunstancia de que desde el año 2008, es decir, en el inicio de la crisis, el gasto del Fogasa se ha incrementado cada año: 2008, 2,01 millones; 2009, 5,79 millones; 2010, 7,97 millones; 2011, 9,07 millones; y 2012 14,6 millones, la cifra más elevada.

 

Lo mismo ocurre con las empresas y los trabajadores que se han visto obligados a reclamar lo que es suyo a través del Fogasa, cuya cifra ha subido año a año, según se incrementaban las dificultades económicas. Así, en 2008, hubo 179 empresas y 510 trabajadores; en 2009, 464 y 1.483; en 2010, 481 y 2.287; en 2011, 624 y 2,296; y en 2012, 755 sociedades y la friolera de 3.000 trabajadores.

 

¿Será 2013 el año de freno de esta situación? Los datos dan una de cal y otra de arena…