Las empresas de entre uno y cinco trabajadores se llevan la peor parte desde el inicio de la crisis con 703 sociedades menos

La cifra de empresas ha disminuido en casi mil en la provincia en la última década
Entre 2007 y 2012 han desaparecido en la provincia 968 empresas, con un tejido empresarial que solo posee dos sociedades con más de 1.000 trabajadores y una con entre 500 y 1.000 empleados
El tejido empresarial de la provincia de Salamanca se está viendo masacrado por los devastadores efectos de una crisis que revela datos pesimistas para los emprendedores que se animan a crear una pequeña y mediana empresa (pyme).

Así, y según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), desde el inicio de la crisis hasta la actualidad (2007-2012) han tenido que echar el cierre un total de 703 empresas de entre uno y cinco trabajadores para una cifra total en Salamanca de 968 sociedades. De hecho, en 2007 existían 23.594 empresas en capital y provincia mientras que las cifras actuales de 2012 dejan la cifra en 22.626 con una tendencia a la baja que puede prolongarse en el tiempo.

Sin embargo, si se analizan los datos entre los años 2000 y 2012, el número de empresas ha aumentado en 826, pasando de 21.800 a 22.626 con la evolución de una economía ahora maltrecha.

LAS EMPRESAS DE 1 A 100 TRABAJADORES SE LLEVAN LA CRUZ
Además, observando los daros con detenimiento y como Salamanca es una provincia con un tejido empresarial basado en Pymes, las sociedades de entre uno y cien trabajadores se llevan la peor parte en los últimos cinco años.

Por ello, las empresas con 1 o 2 trabajadores han visto reducida su presencia en 429 desde 2007 pasando de 6.610 hasta 6.181, ocupando además el primer puesto en el ránking de empresas existentes en la provincia. Le siguen en la clasificación las sociedades que cuentan con entre 3 y 5 trabajadores, cuya cifra también ha disminuido en 274 sociedades, pasando de las 2.474 de 2007 hasta las 2.200 de la actualidad.

El siguiente puesto es para las empresas que tienen contratados entre 6 y 9 trabajadores, cifra que en la actualidad asciende a 968, 129 menos que en el año 2007 y en uno de los niveles más bajos de la última década.

Las empresas de entre 10 y 19 trabajadores también han visto reducidas su nivel en 169 menos (711 por 542), con cifras similares en las sociedades de 20 a 49 empleados, cuyo número ha descendido hasta las 240 empresas por las 353 del año 2007. En cuanto a las sociedades con entre 50 y 99 trabajadores, tan solo hay 63 en la provincia de Salamanca en la actualidad mientras que en 2997 había 83.

A partir de aquí, llama la atención que empresas que han contratado entre 100 y 199 personas son solo 23 por las diez sociedades de empresas de entre 200 y 499 empleados, cifra que denota la situación del tejido empresarial de la provincia.

Y ya por último, Salamanca cuenta con una empresa que tiene entre 500 y 999 empleados y dos con más de un millar de trabajadores. No hay que olvidar tampoco que la provincia cuenta con un número muy elevado de empresas sin asalariados, o lo que es lo mismo, son autónomos, dadas las complicaciones económicas actuales.

No obstante, lo único cierto es que la provincia ha perdido casi un millar de empresas desde el año 2007 con una economía resentida por las dificultades económicas.