Las elevadas temperaturas causan 15 asistencias sanitarias en verano

Los últimos tres meses. Julio fue el que aglutinó más casos en la provincia –con 10–, elevándose en Castilla y León la cifra de atendidos hasta los 93. Diagnóstico. Lo más habitual es el golpe de calor
Eva Cañas

Las temperaturas elevadas registradas durante los meses de junio, julio y agosto provocaron un total de 15 asistencias sanitarias en Salamanca, según los datos recogidos por el Sistema de Información sobre las Repercusiones en la Salud de las Temperaturas Elevadas de la Junta de Castilla y León. Una herramienta que permanecerá activa hasta el 15 de septiembre y que permite al Sistema Sanitario Regional (Sacyl) informar sobre todas las asistencias que los ciudadanos han necesitado a causa del calor.

De hecho, estas mismas fuentes confirman que durante este verano de 2010 en Salamanca se han producido dos alertas por ola de calor, y junto a Segovia, con una, son las dos únicas provincias de la Comunidad que han vivido esta situación. Todas fueron de nivel I, es decir, durante uno o dos días se esperaba que las temperaturas superaran los umbrales establecidos por la Agencia de Protección Civil y Consumo de la Administración regional.

El mes con más asistencias en Salamanca ha sido julio –con 10 de las 15 registradas–, seguido de agosto, con tres, y junio, con dos. La provincia con más incidencias por el calor ha sido Valladolid, con 19, seguida de Ávila (16) y la provincia salmantina, que ocupa el tercer lugar en este ránking empatada con León. Por detrás, se sitúan Burgos (12), Zamora y Segovia (5), Palencia (4) y Soria (2). En total, en Castilla y León la cifra de personas atendidas por problemas de salud relacionados con las altas temperaturas veraniegas en los últimos tres meses asciende a 93.

Estas asistencias sanitarias fueron atendidas tanto por los Servicios de Emergencias (112) de la región como por profesionales tanto de AtenciónPrimaria –centros de salud– y Especializada–hospitales–, o por los Servicios Territoriales de Sanidad yBienestar Social de la Consejería de Sanidad.

Cabe destacar que los pacientes registrados presentaron, entre otros, diagnósticos de golpes de calor, insolaciones, agotamiento y síncopes y colapsos originados por las elevadas temperaturas.

En cuanto a la edad media de los pacientes atendidos, ha sido de 52,3 años y 26 de ellos padecían patologías previas, como por ejemplo, hipertensión arterial, procesos febriles, estados postquirúrgicos o diabetes.

Por sexos, 52 de los ciudadanos que han sufrido los efectos secundarios del calor eran hombres y 38 mujeres –alguno de estos pacientes requirieron asistencia sanitaria en más de una ocasión–, como así lo recoge en su estadística la Junta de Castilla yLeón.

Por otra parte, añadir que de las 93 incidencias en la salud registradas por altas temperaturas, sólo 32 pacientes requirieron ser trasladados a los centros hospitalarios de la Comunidad y, de ellos, únicamente 28 fueron finalmente hospitalizados.

Además, la Administración regional insiste en que todas las personas atendidas evolucionaron favorablemente y fueron dadas de alta.