Las dos caras de Mañueco: suspende a Alfonso Rus en Valencia pero mantiene a Fernando Rodríguez en su equipo

El presidente del Comité Nacional de Derechos y Garantías del Partido Popular y alcalde de Salamanca sí toma medidas contra la corrupción en otras zonas de España pero hace oídos sordos con el autor confeso de la presunta financiación ilegal del PP en Salamanca en 1999.

El presidente del Comité Nacional de Derechos y Garantías del Partido Popular, Alfonso Fernández Mañueco y el secretario del Comité, Juan Carlos Vera Pro, han acordado la suspensión cautelar de militancia de Alfonso Rus Terol, presidente del PP provincial y de la Diputación de Valencia, según ha informado la dirección nacional del partido en un comunicado.

 

La decisión ratifica las medidas acordadas por el presidente regional del PP de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, tras la publicación por parte de medios de comunicación de conversaciones en las que puede oirse a Rus contando billetes.

 

A juicio de Fabra, estas informaciones "conculcarían, al menos y sin ánimo de exhaustividad, lo previsto en el artículo 13.1.i) de los actuales Estatutos del partido al actuar en el ejercicio de un cargo público en forma contraria a los principios del partido". 

 

MAÑUECO, DOS CARAS

 

En este apartado, es curioso resaltar que el alcalde de Salamanca y presidente del Comité Nacional de Derechos y Garantías del Partido Popular, Alfonso Fernández Mañueco, ejerce como tal en asuntos de índole nacional pero no toma cartas en el asunto en su propia 'casa', como es el 'archiconocido' caso del edil Fernando Rodríguez, autor confeso de la presunta contabilidad en B del PP de Salamanca en 1999, al que Mañueco mantiene en la lista del Ayuntamiento para los comicios del 24 de mayo.

 

¿Dos varas de medir de Fernández Mañueco? ¿Acaso no hay pruebas para apartar a Fernando Rodríguez del partido tras reconocer que habíauna contabilidaden 'B' en Salamanca? Así, Fernández Mañueco ejerce dos tipos de decisiones en función de la gravedad de los hechos pese a que ambos casos tengan que ver con irregularidades dentro del Partido Popular.