Las diputaciones reciben el apoyo “firme” de las Cortes regionales

Javier Iglesias. El alcalde mirobrigense subrayó el papel de las instituciones provinciales para ayudar a los núcleos pequeños. Emilio Melero. El procurador del PSOE pidió la modernización de estas administraciones
ICAL

Las Cortes de Castilla y León, con los votos de PP y Grupo Mixto y la abstención del PSOE, expresaron ayer su apoyo “firme e incondicional” a las diputaciones provinciales en el marco que recoge la Constitución y ante la reapertura de un debate, por parte del ministro de Fomento, José Blanco, sobre la función de estas instituciones.

El autor de la proposición no de ley, el portavoz del Grupo Mixto, Joaquín Otero, planteó su iniciativa para recabar el respaldo institucional de las Cortes de Castilla y León a las diputaciones provinciales, institución que va a cumplir 200 años, y ante el debate que sobre su función abrió el vicesecretario del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco.
“Su propuesta tiene dosis de oportunismo, falsea la realidad y es extemporánea”, replicó el socialista Emilio Melero, quien argumentó que el debate no es nuevo y citó a algunas personas del PP, entre ellas a la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, que han cuestionado la labor de las diputaciones.

Melero defendió, a través de una enmienda, la orientación de las inversiones y la modernización de estas instituciones para no duplicar servicios y para que no ocurra, lo que dijo Clemente, en el sentido de que las ayudas llegan en función de si se es “amigo o no”.
“Aceptada y oportuna”, así definió la iniciativa el popular Javier Iglesias, quien, después de anunciar el apoyo a la misma, subrayó la función y el papel que realizan las diputaciones para facilitar los servicios en los pequeños municipios, si bien admitió que se requiera una modernización y la aclaración de competencias para no entrar en la duplicidad.

Sin embargo, como antes había dicho Otero, el procurador del PP afirmó que ahora no es el momento de abrir ese debate, sino de expresar el apoyo institucional a unas corporaciones que prestan un servicio a los pequeños pueblos y recordó que 1.300.000 personas de la Comunidad viven en ellos.
“Algunos desde despachos de Madrid y sin conocer la realidad, creen que sobran las diputaciones, es un desvío ante el acoso que sufre España”, sostuvo Iglesias, para quien “si algo sobra en España son la precipitación y las ocurrencias y los que tenemos responsabilidad tenemos que ser serios y no abrir debates estériles”.

Otero defendió que su propuesta no es oportunista y no la abría presentado si José Blanco no hubiera abierto el debate sobre las diputaciones provinciales y pidió que se valore la institución como tal, sin entrar en argumentos o declaraciones de cargos del PP, a los que aludió Melero.

La enmienda no se aceptó por el proponente y se votó la proposición en la que se pedía el apoyo “firme e incondicional” a las diputaciones provinciales, reconocidas en la Constitución, y pedir que la Junta, junto a estas instituciones, coordine actos para la conmemoración del 200 aniversario en 2013.