Las diputaciones aumentarán un 6% las competencias de pueblos de más de 5.000 habitantes

Ha reconocido que no se ha analizado desde la Mesa de Ordenación Territorial, al existir otros factores externos que condicionan el planteamiento
La viceconsejera de Administración y Gobierno del Territorio, María José Salgueiro, ha explicado que con la nueva ordenación territorial impulsada por la Junta las diputaciones aumentarán en un 6 por ciento sus competencias respecto a los municipios de más de 5.000 habitantes, un 13 por ciento ante los municipios de entre 1.000 y 5.000 habitantes y en un 15 por ciento respecto a los municipios de menos de 1.000 habitantes.

Salgueiro, que ha presidido en Burgos una reunión de análisis de las competencias de las diputaciones provinciales, ha explicado que algunas de las competencias de los municipios se mantendrán, dentro del nuevo modelo, y ha señalado que serán todas las competencias supramunicipales las que se deriven a los futuros distritos e instituciones provinciales.

Ante el proceso financiero que conllevará la implantación del modelo, ha reconocido que no se ha analizado desde la Mesa de Ordenación Territorial, al existir otros factores externos que condicionan el planteamiento.

Finalmente, ha destacado la necesidad de eliminar las posibles duplicidades de competencias y subvenciones entre administraciones, para lo que se han identificado una serie de prestaciones que deberán sufrir reestructuraciones, dentro del nuevo modelo.

Entre ellas, el Registro de Uniones de Pareja de Hecho o las ayudas a ferias comerciales regionales o al Programa de Apoyo a los Emigrantes de las Casas Regionales, cuyas competencias se derivarán a la Junta, dado su ámbito de cobertura.

Salgueiro ha insistido en que este proceso exigirá la "cooperación funcional" de las diputaciones, ya que sobre ellas recaerán nuevas competencias y funciones, en el ámbito de las provincias.

"Sintonía"
Por otro lado, María José Salgueiro ha defendido este jueves la "perfecta sintonía" entre la Ordenación Territorial planteada por la Junta de Castilla y León y la posible modificación de la Ley de Bases de Régimen Local.

Al respecto, la viceconsejera ha explicado que el modelo propuesto por la Administración regional se sustenta en la búsqueda de la pervivencia de los municipios y en el fortalecimiento de las diputaciones, a través de una serie de mecanismos, como el asociacionismo entre ayuntamientos, que tiene cabida dentro del nuevo planteamiento legislativo.

En este sentido, ha recordado que el nuevo modelo territorial contempla como "elementos característicos" a los ayuntamientos y diputaciones, a la vez que ha insistido en que no existe ningún documento alternativo al ya planteado y analizado.