Las Cortes rechazan declarar BIC la iglesia de Santa María la Mayor

Demanda. Los procuradores socialistas salmantinos piden que se dé cumplimiento a una proposición de Riñones aprobada el año 2000. Contradicción. Un informe técnico posterior desaconsejó la medida
Carlos Bermejo

Las Cortes de Castilla y León rechazaron en la jornada de ayer la proposición no de ley de los procuradores socialistas salmantinos para que la iglesia de Santa María La Mayor de Béjar fuera declarada Bien de Interés Cultural, BIC. La proposición fue formulada por los procuradores Ana María Muñoz de la Peña, José Miguel Sánchez Estévez, Emilio Melero y María Rosario Gómez del Pulgar.

En el texto los procuradores socialistas pedían a las Cortes que instasen a la Junta de Castilla y León a adoptar las medidas conducentes a la declaración de Bien de Interés Cultural sobre el total del templo.

En concreto y, según explicó la procuradora Ana Muñoz de la Peña, ex concejal del Ayuntamiento bejarano, “se trata de dar cumplimiento a una proposición que el PP en la voz de su procurador Alejo Riñones formuló en el año 2000 y en la que pedían la declaración”.

Diez años después la medida no ha sido llevada a cabo y desde las filas del PSOE han pedido que se adopten las medidas oportunas para que esto sea así.

Por su parte, el Partido Popular ha argumentado su negativa basándose en “los informes técnicos y arquitectónicos que desaconsejan este tipo de medidas”. Se refieren a un informe del año 2000 en el que los técnicos del área de patrimonio de la Junta de Castilla y León afirmaban que “el casco histórico de Béjar, en el que se encuentra ubicada la mencionada iglesia, ya es un Bien de Interés Cultural en su condición de Conjunto Histórico Artístico, por lo que todos los elementos monumentales que se encuadran dentro del mismo reciben la misma protección y consideración que el conjunto que integran”.

Ana María Muñoz de la Peña no está de acuerdo y considera que “para recibir la protección de BIC la iglesia debe tener esta consideración de manera individualizada”. De hecho la procuradora explica que “la singularidad de esta iglesia estriba en que es la única de estilo románico mudéjar al sur de la provincia de Salamanca”
En el debate de las Cortes se recurre a otro informe del año 1998 para justificar la negativa “pero esta vez realizado sobre el contenido de la iglesia” afirma la procuradora socialista, “y fíjese si daba importancia a esta área que inmediatamente después de su publicación ordenaba la restauración de dos de sus piezas monumentales como son las imágenes de La Piedad y de San Antolín”.

Por último, el procurador del Partido Popular y concejal del Ayuntamiento bejarano, Alejo Riñones, explicó que “siendo yo alcalde formulé esta proposición que fue aprobada por unanimidad en el año 2000, pero un informe posterior de los técnicos desaconsejaba esa medida. Yo formulé un recurso de alzada contra ese informe pero se me rebatió de nuevo, alegando que la iglesia no tiene la suficiente entidad monumental como para ser declarada Bien de Interés Cultural, por lo tanto se trata de una decisión técnica y no política”. concluyó Alejo.