Las comunidades de regantes mantienen sus reivindicaciones y reciben el apoyo de la Alianza

Las comunidades de regantes de la cuenca del Duero mantiene sus protestas para pedir que la Consejería de Agricultura rectifique su decisión de romper de forma unilateral el acuerdo por el que debía pagar más de 30 millones en 25 años para modernizar los regadíos. En sus reivindicaciones reciben el apoyo de la Alianza UPA-COAG.

Las Comunidades de regantes de la cuenca del Duero se han vuelto a reunir para reclamar a la Consejería de Agricultura el cumplimiento del acuerdo firmado el 24 de mayo de 2007, en el que se comprometían a pagar 30.55 millones de € en 25 anualidades para auxiliar los gastos financieros de las Comunidades de Regantes para la modernización de regadíos, y que consistía en una subvención de 2 puntos de interés respecto a las cantidades que deben aportar los agricultores para la modernización de los regadíos.

 

A esta nueva cita acudió la Alianza por el Campo UPA-COAG desde donde se califica como "del todo inaceptable la ruptura de manera unilateral de este acuerdo por parte de la Consejería, ya que provocará un desembolso de 24.3 millones de € a cargo de los 26.000 agricultores que han realizado las inversiones, a demás de crear una falta de confianza en la Junta de Castilla y León".

 

Según las estimaciones que realizan desde los afectados la deuda que actualmente acumula la Consejería de Agricultura  con estas comunidades de regantes, podría ascender a los 4,5 millones de €, que comprenderían la anualidad de 2011 y los atrasos; afectando a un total de 79.000 ha., y si este acuerdo le rompen supondría un importante varapalo económico para los regantes, ya que conllevaría un incremento en la cuota anual a cargo de los agricultores que realizaron la modernización de los regadíos, pudiendo alcanzar los 200 € por la modernizada.