Las competencias de las diputaciones se definirĂĄn en el plan para reformar la administraciones

En lo que ataĂąe a los ayuntamientos, supondrĂĄ reformar la ley de gobierno local para asegurar quĂŠ competencias son propias de los municipios y tambiĂŠn su financiaciĂłn

El ministro de Hacienda y Administraciones PĂşblicas, CristĂłbal Montoro, ha explicado que la reforma de las administraciones pĂşblicas que plantea el Gobierno para cumplir su idea de una administraciĂłn, una competencia, serĂĄ rĂĄpida y afectarĂĄ a las diputaciones, cuyo "importante" papel se tiene que aclarar para que asuman competencias que estĂĄn ejerciendo los municipios mĂĄs pequeĂąos "en condiciones no Ăłptimas".

Montoro ha comparecido en la comisiĂłn de Entidades Locales del Senado para explicar sus planes de trabajo. Ha asegurado que el paĂ­s estĂĄ "en condiciones" de reformar el mapa administrativo para aclarar las competencias de cada cual y lograr unas administraciones pĂşblicas "lo menos costosas posibles". El Gobierno quiere llevar a cabo esta reforma "con bastante rapidez" porque de no ser asĂ­, ha sentenciado, "no serĂĄ posible" terminar con el dĂŠficit pĂşblico.

En lo que ataĂąe a los ayuntamientos, supondrĂĄ reformar la ley de gobierno local para asegurar quĂŠ competencias son propias de los municipios y tambiĂŠn su financiaciĂłn. CristĂłbal Montoro ha subrayado que se quiere "evitar" las llamadas competencias impropias, aquellas que ejercen los consistorios pero que corresponden a otra administraciĂłn, y aclarar la financiaciĂłn de cada servicio que se presta, lo que afecta tambiĂŠn al Estado y a las Comunidades AutĂłnomas.

Esta reforma paralela de la financiaciĂłn municipal, para que cada competencia sea financiada "correctamente", supondrĂĄ estudiar cĂłmo se distribuyen los tributos y abordar tambiĂŠn una mayor "autonomĂ­a financiera", lo que no deberĂĄ traducirse en mĂĄs impuestos para los ciudadanos, ha agregado.

El rediseĂąo del mapa administrativo supondrĂĄ, segĂşn ha precisado hoy el ministro, reformar el papel de las diputaciones; lejos de plantear su desapariciĂłn, CristĂłbal Montoro ha explicado que estas instituciones tienen un "importante papel que jugar" y que es necesario especificar su trabajo, porque pueden asumir competencias que ahora ejercen los ayuntamientos mĂĄs pequeĂąos "en condiciones no Ăłptimas".

"Necesitan una reforma que especifique sus actividades claramente y que conlleva una simplificaciĂłn de las competencias que estĂĄn ejerciendo los municipios de menor tamaĂąo en condiciones no Ăłptimas", ha subrayado.

CristĂłbal Montoro ha defendido el compromiso de su gobierno con los ayuntamientos y el respeto por su autonomĂ­a, como tambiĂŠn por el autogobierno de las comunidades. "Este Gobierno pretende profundizar y mejorar ese Estado de las autonomĂ­as, no al contrario", ha dicho, aunque ha reconocido que dado el "agobio financiero" exista la "tentaciĂłn" en algunas administraciones "de entregar las llaves" y devolver competencias. "Nos han votado para hacer lo contrario", ha sentenciado.

Los alcaldes socialistas, aliados
El portavoz del PSOE, Juan Alberto Belloch, alcalde de Zaragoza, le ha "confesado" al ministro que el "aliado natural" de los ayuntamientos es el Gobierno y viceversa, "independientemente del color polĂ­tico", y ha subrayado que los municipios tienen mejor relaciĂłn con el Ejecutivo que con los gobiernos autonĂłmicos.

El alcalde y senador ha lanzado una baterĂ­a de propuestas al ministro sobre las entidades locales, como una quita en la devoluciĂłn que deben hacerle al Gobierno de los adelantos de 2008 y 2009, o convertir las tasas en impuestos y ponerles un suelo, un mĂ­nimo, para aproximarlas "al coste real de los servicios".

Belloch ha exigido sobre todo que se termine con la existencia de las competencias impropias y ha asegurado que el dĂŠficit estructural de los ayuntamientos se terminarĂ­a sĂłlo con que cobraran lo que les deben otras administraciones por ejercerlas. Como Montoro, ha reconocido que en algunos casos se estĂĄ cerca de la quiebra tĂŠcnica.

El caso asturiano
La comisiĂłn ha transcurrido en un tono amable y entre ofertas de colaboraciĂłn mutua entre el ministro y los portavoces, aunque se ha registrado un rifirrafe.

Lo han protagonizado el portavoz de Foro Asturias, Isidro MartĂ­nez Oblanca, y el presidente de la comisiĂłn, el 'popular' Francisco de la Torre. El senador asturiano ha centrado su intervenciĂłn, leĂ­da, en censurar el papel del PP en el Principado y le ha culpado de la prĂłrroga de un presupuesto autonĂłmico "inservible".

TambiĂŠn ha criticado al Gobierno, acusĂĄndolo de sectario y de ejecutar una "polĂ­tica discriminatoria" con Asturias; en concreto, por la eliminaciĂłn de los fondos mineros, "lo contrario de lo que proclamĂł en los actos electorales".

Cuando ha concluido, el presidente de la comisiĂłn le ha sugerido al portavoz que la prĂłxima vez no lleve un texto escrito para su lectura y que escuche primero la intervenciĂłn del compareciente, que es lo que marca el Reglamento. "Para opinar sobre la intervenciĂłn del ministro es bueno escuchar", le ha dicho De la Torre.

"Le agradecerĂ­a que se guardase sus opiniones personales", le ha espetado entonces MartĂ­nez Oblanca, que ha defendido el derecho de los senadores a intervenir como consideren oportuno. "Creo que lo que he dicho es procedente", ha concluido el presidente. Montoro, por su parte, no ha respondido a las crĂ­ticas del senador asturiano, al que le ha reconocido el derecho a hacerlas.