Las calles Estrecha de Tejares y La Uva, las dos únicas que permanecen sin pavimentar

Calle Abetos en Salamanca, recientemente urbanizada (Foto:F.Rivas)

Ya se han urbanizado las de betos, Guindos y Rocío, en el barrio de Garrido

Las calles Estrecha de Tejares y La Uva son las dos únicas de la ciudad de Salamanca que están a día de hoy sin pavimentar, una vez que se han urbanizado las otras dos que quedaban en Garrido.

 

Según ha explicado el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, durante su visita a las obras de Garrido, las dos vías pendientes se remodelarán “en los próximos meses”.

 

En cuanto a las tres ya arregladas, las calles Abetos, Guindos y Rocío, la urbanización finalizará esta semana, un mes antes de lo previsto, a falta de la señalización y el mobiliario urbano, que incluye papeleras, dos bancos y dos sillas.

 

Las obras, con un presupuesto de 117.975 euros, un once por ciento menos del precio de licitación, han permitido mejorar el tránsito peatonal de estas vías, que tenían aceras “muy estrechas” y dos de ellas —Abetos y Rocío— carecían de pavimento.

 

El Ayuntamiento de Salamanca ha sustituido también más de 260 metros redes de agua tanto de abastecimiento como de saneamiento para mejorar el servicio a los vecinos.

 

Entre los próximos proyectos de rehabilitación, se encuentran la urbanización de las calles La Luz y Rodríguez Hernández, en Pizarrales; Méndez Núñez, en el Barrio Blanco; y Adelfas y Amistad, en Pizarrales.

 

INVERSIONES

 

La urbanización de las calles La Luz y Rodríguez Hernández supondrá una inversión de 615.000 euros, un 28 por ciento menos que el de licitación, y un plazo de ejecución de seis meses para La Luz y cinco para Rodríguez Hernández. Estas obras están ya adjudicadas y comenzarán en las próximas semanas, han informado fuentes municipales.

 

La mejora urbanística de Méndez Núñez, en el Barrio Blanco, comprenderá la renovación de las redes de agua, la mejora de la accesibilidad y la sustitución del alumbrado existente. El presupuesto de licitación rozará los 351.000 euros.

 

Y la reforma de Adelfas y Amistad, en Pizarrales, con un presupuesto de 117.000 euros, permitirá la mejora de la accesibilidad y de servicios básicos, como las redes de agua tanto de abastecimiento como de saneamiento y el alumbrado público.