Las bajas en ataque marcan el intento de conseguir la ‘primera’

El CD Guijuelo viaja a Irún para intentar romper esa racha de empates que le viene persiguiendo desde que comenzó la temporada y conseguir esa primera victoria que le acabe de dar la confianza que le falta.
ADRIÁN A. GARCÍA

Con la resaca del encuentro ante la Real Sociedad B, en el que el tanto de Álvaro Tejedor en el tiempo de descuento hizo que el empate logrado supiera como una victoria, los de Cazalilla se enfrentan a un nuevo equipo vasco, el Real Unión de Irún.

Los irundarras afrontan esta campaña como uno de los gallitos del Grupo II. El descenso de categoría de la temporada pasada hace que sea uno de los equipos llamados a estar en la fase de ascenso a final de año. Todo lo que sea no llegar hasta ahí sería un fracaso.

Actualmente, los de Álvaro Cervera marchan en octava posición y entre sus números destacan los nueve goles encajados, siendo el equipo, junto al Peña Sport, que más goles recibe. Por contra, es el segundo máximo goleador del grupo, también con nueve tantos, lo que deja patente el potencial ofensivo que tiene. Sin ir más lejos, Gorka Brit, su referente en ataque en Segunda, lo sigue siendo ahora en Segunda División B.

Ese potencial es lo que le preocupa a Antonio Cazalilla, que preve un encuentro complicado, en el que la defensa y aprovechar alguna de las oportunidades que tengan serán las claves para lograr algo positivo.

La asignatura pendiente del Guijuelo en este inicio de temporada sigue siendo la faceta ofensiva. Dos goles en cinco partidos es un bagaje muy escaso.

Pero a perro flaco todo son pulgas. Si a los chacineros les cuesta hacer goles y la baja de Vinuesa se hizo notar el miércoles ante la Real Sociedad B, para este partido se suma la ausencia de José Romero. El delantero andaluz arrastra unas molestias en el tobillo y el médico le ha mandado unos días de reposo. Así que Koeman, que el miércoles reconoció que aún le falta para coger ritmo de competición, será de nuevo la referencia en ataque de los chacineros.

El resto del once será el mismo que hace cuatro días frente a los donostiarras, salvo la duda de quién sustituirá al delantero andaluz, si Garban, Michael o Piojo.