Las ayudas de Emergencia Social de La Salina se incrementan el 41%

Otros datos relevantes. Los beneficiarios del fondo de alimentos han aumentado el 90% entre 2007 y 2010. IMI. También se dispara la tramitación de expedientes de los Ingresos Mínimos de Inserción
E. BERMEJO
La presidenta de la Diputación, Isabel Jiménez, realizó ayer el habitual balance que desde hace unas semanas pasa revista a la gestión área por área que ha realizado la institución provincial en los últimos cuatro años. En esta ocasión le ha tocado el turno a Bienestar Social, que en estos años ha contado con unos ingresos de 134.143.890 euros, lo que representa el 30% del Presupuesto de la Casa, con una media anual superior a los 33 millones.

Jiménez explicó que en este tiempo La Salina ha firmado 451 convenios con entidades públicas y privadas de la provincia, por un importe de más de 10 millones. Además, se han financiado 1.823 proyectos con un importe total de 958.000 euros y se han subvencionado 69 proyectos de cooperación al desarrollo, con ONGs por valor de 451.000 euros.

Los porcentajes más impactantes son los que vienen de la mano de la crisis económica. Así, la presidenta se refirió al Programa de Inclusión Social, con medidas de integración personal, laboral y social de las personas que se encuentran en riesgo de exclusión. Así, destacó que las ayudas económicas de Emergencia Social han aumentado el 41% entre 2007 y 2010 (534.000 euros para 452 expedientes), mientras que los beneficiarios para el fondo de alimentos han aumentado el 90% y atendido 659 solicitudes. Lo mismo podría decirse de los Ingresos Mínimos de Inserción, IMI, cuyos expedientes tramitados son 1.436 ( 32% más)
Otros datos de interés que aportó la máxima responsable de la Diputación fueron los 4,8 millones que ha dedicado este área a mejoras de infraestructuras: (Residencia Asistida Provincial con 1,9 millones; Residencia Mixta de Ciudad Rodrigo con casi un millón de euros; Residencia de Lumbrales con otros 215.000 y la cocina de línea fría, ubicada en la Residencia Provincial con 1,6 millones de euros, que ha permitido unificar la prestación del servicio de comida a estos centros. “Este esfuerzo económico nos ha permitido, pese a la situación actual, mantener prácticamente el nivel presupuestario del área e insistir en que la Diputación presta un servicio esencial para la sostenibilidad del bienestar social y la calidad de vida en nuestra provincia”, dijo.

Por lo que se refiere al balance, Isabel Jiménez, comenzó por uno de los bloques más importantes, el de Atención a Personas en Situación de Dependencia, cuya gestión se desarrolla a través de tres niveles; el primero de ellos trata la promoción de la autonomía personal y la prevención de la dependencia, para lo que se han puesto en marcha programas específicos como Depende de ti, en el que se han invertido 690.000 euros, que ha ayudado hasta ahora a 35 municipios con 62.000 euros para la instalación de aparatos biosaludables, y este año hará lo propio con otros 45 y una inversión de 81.000 euros.

El segundo nivel es la permanencia en los domicilios de las personas dependientes, Atención a la Dependencia, en la que destacan el Servicio de Teleasistencia (en cuatro años ha atendido a 9.980 personas por un montante de 1,9 millones) y el Servicio de Ayuda a Domicilio, por el que han pasado 13.062 salmantinos y al que se han destinado más de 23 millones.

También hizo hincapié en la colaboración con la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (270.000 euros, 142 personas atendidas), y en la aplicación de la Ley de Dependencia (más de 700.000 euros).

El tercer nivel de actuación es el de la Atención Residencial, con tres residencias para atender al medio rural y 13,4 millones de presupuesto, pese a que la Diputación no tiene competencias directas en esta materia.