Las Arribes se postran ante El Cordero

San Felices, Lumbrales, Sobradillo y Masueco celebran procesiones y convites ofrecidos por mayordomos y cofrades
Miguel Corral

En las Arribes del Águeda, con la presencia de cientos de peregrinos que acudían a San Felices de los Gallegos, se abrían el fin de semana las celebraciones de exaltación a la Santa Cruz, fiestas que tuvieron como mayordomos a Pedro Hernández Alejo, María Jesús López Almeida, María del Carmen Cames García, Yolanda Rico Muñoz, Francisco Javier Ciudad Echeverría y María Luisa Rico González. Por primera vez en los cinco siglos de historia de su cofradía, una mujer se vestía de alcaldesa portando la tradicional capa negra, cargo que recaía en Hortensia Álvarez.

A partir de la modificación de los estatutos, hecho que se ha producido este año bajo el amparo de las autoridades eclesiásticas, las mujeres cobran la condición de igualdad frente a los hombres en el seno de cofradía Jesús Nazareno, hermandad cuyos orígenes se remontan al siglo XV, permaneciendo desde entonces en un segundo plano, tanto en la organización de la cofradía como en cuantos actos de enaltecimiento a la Cruz se celebran a lo largo del año.

Así, además de Hortensia Álvarez, que ha accedido a alcaldesa de manera voluntaria desde el inicio de esta edición de la Santa Cruz, tras el cambio de varas que se produjo en la tarde del pasado sábado, las mayordomas que lo deseen y que fueron nombradas ese día, podrán desempeñar el papel de alcaldesas tal y como recoge el nuevo articulado de los estatutos recientemente aprobados. Otra de las novedades en cuanto al nombramiento de mayordomos, es que debido a la falta de nuevos cofrades, ha sido constituida una comisión que en los próximos días decidirá la designación de los nuevos cofrades para ese cargo y por el periodo de un año.

También en el Águeda, Sobradillo celebraba este día de exaltación a la San Cruz como fiesta local.

Sobradillo y Lumbrales
Bajo la presencia de los mayordomos, Dámaso Villoria, Francisca Villoria, María Dolores Pedraja y Loren López, los cofrades de Sobradillo acudían a la ermita del Humilladero para recoger la imagen del Nazareno y llevarla en procesión hasta la iglesia parroquial de Santiago Apóstol, templo donde se celebraría la correspondiente misa y a la que seguiría el convite ofrecido por los mayordomos.

Por la tarde se rezó el rosario y se vivió la procesión de subida a la ermita, acto al que seguiría la animación con una charanga. Y sin dejar El Abadengo, la Corporación municipal hacía las veces de mayordomos en la misa y procesión del Nazareno, portando las vara, el alcalde, Juan Borrego.

Procesión al Humilladero
Por último, los vecinos de Masueco celebraban una de sus fiestas más importantes, en este caso bajo la mayordomía de Ramón Vicente y sus nietos, Eduardo y Laura Barreña, y Noelia Ullán. Tras la procesión hasta el Humilladero, se celebró la misa, y a su conclusión, ofrecieron en convite dulces, chochos y aceitunas, todo ello amenizado por el tamborilero Ismael Robles. Por la tarde actuó Salmantice.