Las arcas municipales desembolsan más de 622.000 euros en renovar la red de agua

Gran Vía, casco histórico y el barrio San José, las zonas afectadas de Salamanca.

El ayuntamiento de Salamanca va a gastar más de 622.000 euros en la renovación de la red de agua de más de 20 calles de la capital.

 

Las actuaciones se dividen en 3 lotes: el primero, para la zona de Gran Vía, se ha adjudicado a la empresa Construcciones MARTOBAR por 198.946,52 euros; el segundo, corresponde al casco histórico, y se ha adjudicado a la empresa Obras Civiles de Castilla y León con un presupuesto de 216.000 euros; y el tercero, en el barrio de San José, a la empresa FCC-AQUALIA por 207.286,98 euros.

 

Con estas actuaciones se renovarán las deterioradas tuberías de varias calles situadas en los barrios de San Cristóbal-Las Claras, Universidad, Centro, Sancti Spiritus y San José. En concreto, se actuará a en las calles Banzo, Callejón de Pinto, Asadería, Pinto, La Parra, y Bodegones, así como las plazas San Cristóbal y del Santo, en San Cristóbal-Las Claras; Tostado, San Vicente Ferrer, Doyagüe, Silencio y Cuesta de Carvajal, en Universidad; Gran Vía, desde la plaza de San Julián a la del Empresario, en el Centro; Cuesta de Sancti Spiritus, Pasaje de Sancti Spiritus, y calle La Reja, en Sancti Spiritus; y Diego Pisador y las avenidas Juan de Austria e Hilario Goyenechea, en el barrio de San José.

 

Las obras se acometerán minimizando, en la medida de lo posible, las molestias a los ciudadanos de la zona afectada y manteniendo el servicio de abastecimiento salvo cortes puntuales. Se renovará tuberías de 125, 150, 200 y 400 milímetros, que tienen una antigüedad superior a 30 años y están obsoletas.

 

La renovación de la red de agua se realizará utilizando el mismo trazado de los conductos existentes. La red se instalará principalmente en la calzada, salvo en el caso de las acometidas que será necesario intervenir en las aceras. Se renovarán, además, las acometidas domiciliarias y se instalarán bocas de riego e hidrantes contraincendios en puntos estratégicos para cumplir con la normativa.

 

La determinación de estas calles se ha realizado teniendo en cuenta la frecuencia de las averías, atendiendo a las necesidades detectadas por los técnicos municipales y a las demandas de los vecinos